Padres de familia, los nuevos rehenes de la CNTE

0
17

Todo indica que los padres de familia se convirtieron en los nuevos rehenes de la CNTE. De acuerdo con Excélsior, la Coordinadora obligaría a los padres a marchar junto con ellos; de lo contrario, el castigo es pagar cuotas que van de los 500 hasta los 800 pesos por niño.

De acuerdo con el Diario, los padres de familia reciben amenazas: si no apoyan a la CNTE, sus hijos pagarán las consecuencias.

Al parecer, esta “innovadora” forma de extorsión sirve al magisterio para mantener sus plantones, marchas y bloqueos. Después de todo, no pasa desapercibido que sus ingresos han mermado desde que la Secretaría de Hacienda congeló la cuenta bancaria en donde se depositaban las cuotas sindicales de más de 80 mil docentes.

Es así que desde que la CNTE perdió el control de los recursos para costear su protesta contra la reforma educativa, se obliga a todos los trabajadores de la educación a aportar 20 pesos diarios a la causa. O si lo prefiere, 600 pesos por cabeza. Lo que suma más de un millón de pesos cada mes.

Sin embargo, parece ser que este ingreso no es suficiente, pues el magisterio ha encontrado una nueva mina de oro: los padres de familia que temen que sus hijos pierdan la educación.

¿Hasta cuándo?