Zepeda gana por default

La Otra Opinión |
15-05-2017 04:54 PM

Sin lugar a dudas los debates en México son parte de un ejercicio democrático necesario, pero también es un hecho que el formato en el que se realizan actualmente es obsoleto y hasta rancio.

¿Por qué? Porque se impide una confrontación directa entre candidatos, porque de pronto se les da muy poco tiempo la palabra, y porque involucran incluso a los abanderados que nadie conoce y que a pocos importan; por lo tanto se vuelven largos, reiterativos y aburridos.

No obstante y por fortuna, en nuestro país se organizan debates alejados de la institucionalidad que resultan ser mejores que los oficiales la mayoría de las veces.

Por ejemplo, al inicio de la campaña electoral de este año Carlos Loret de Mola invitó a los contendientes principales por el gobierno mexiquense a su programa Despierta, a fin de debatir. El resultado fue bueno, pues se generó polémica y quedó en evidencia el candidato incompetente y el que sí sabe hacer su trabajo como político.

De este modo, para este martes el periodista Joaquín López Dóriga había convocado a un nuevo debate a los mismos abanderados del Estado de México: Josefina Vázquez Mota, Delfina Gómez, Juan Zepeda y Alfredo del Mazo. Tres de ellos --hasta la semana pasada-- habían dicho que sí, el cuarto confirmaría en el transcurso del lunes.

Sin embargo, a la hora de la hora tres se echaron para atrás y sólo quedó en pie la cita con uno: Juan Zepeda.

La primera en cancelar su asistencia fue la candidata de Morena, luego le siguieron los aspirantes del PRI y del PAN. Sobre la primera, comentamos que quizá se estaba anticipando a su derrota, tal como en 2006 lo hizo Andrés Manuel López Obrador en los comicios presidenciales, quien no acudió al primer debate de aspirantes y eso le restó puntos importantes.

Respecto a los abanderados del tricolor y del blanquiazul es preciso añadir que no tenían pretexto para bajarse del debate, pues esta era su oportunidad para probar su fortaleza; sin embargo ninguno de los dos accedió a ir con Dóriga y le dejaron el camino libre a los amarillos.

Es así como la oportunidad de Zepeda para crecer todavía más su campaña está más que dispuesta, pues Dóriga ya aseguró que lo entrevistará en el horario que tenía planeado hacer el debate, lo que significa más exposición a nivel nacional para el perredista.

En este sentido valdría la pena preguntarnos: ¿servirán los puntos que pueda ganar Zepeda con Dóriga al final de la contienda?

 

Tags: