¿Y los votos de la profesora Gordillo?

Ricardo Alemán |
07-06-2017 06:00 AM

RICARDO ALEMÁN ALEMÁN  

En las semanas previas a la elección del Estado de México, menudearon las mentiras en torno a la supuesta fortaleza de Morena y de su candidata Delfina Gómez, al grado que muchos –sobre todo integrantes de la opinocracia-, creyeron que el partido rojo de López Obrador era imbatible. 

Se escucharon mentiras como aquella que suponía “un pacto secreto” entre el presidente Peña Nieto y el PAN de Ricardo Anaya, para entregarle el gobierno mexiquense al PAN, con Josefina Vázquez Mota. 

Se hicieron creer y crecer mentiras como la “imparable cargada” a favor de Andrés Manuel López Obrador y de Morena. 

Decían que la tendencia de simpatía, apoyo, carisma y compromiso a favor de AMLO, hacían inevitable la victoria del tabasqueño en el Estado de México y, por consecuencia suponían que pasaría lo mismo en 2018.

Pero acaso la mayor de las mentiras fue aquella que suponía que gracias al “apoyo incondicional” de la profesora Elba Esther Gordillo a favor de Morena y de López Obrador, sería inevitable la victoria para el partido rojo. 

Al final de cuentas quedó claro que la del Estado de México, fue –en muchos sentidos-, una elección ejemplar

¿Por qué? 

Porque según distintos sondeos más del 95% de los electores acudió a las urnas de manera libre, convencida, sin presión alguna. 

Por tanto, quedó claro, que el “sambenito” de los apoyos externos, de las presiones de la compra e inducción de votos no son más que un “chabacano” invento para desacreditar el proceso electoral del Estado de México. 

Al final de cuentas no aparecieron ni el pacto para entregar el gobierno a Josefina, ni la cargada de los perredistas “tránsfugas” y, mucho menos, el voto de la profesora Gordillo. 

¿Qué van a decir hoy todos aquellos que engordaron esas falacias electorales? 

¿Qué va a decir la profesora Gordillo?

Al tiempo.

 

Tags: