“Y la trataron como puta…”

Francisco Garfias |
04-08-2017 09:14 AM

Estigmatizar a una mujer es una cobardía. Es lo que hicieron con Xóchitl Tress. A la supuesta “pareja sentimental” de Javier Duarte la exhibieron como una vulgar ambiciosa, la mostraron con poca ropa, revelaron su vida íntima, le reprocharon poco pudor, la lincharon. Hoy sabemos incluso que andaba con Luis Hernández, el menor de la banda Los Tigres del Norte.

El trato que le han dado es el de una “puta”, como crudamente describió Ciro Gómez Leyva en su noticiero de Imagen Televisión.

Está acusada de enriquecimiento inexplicable por ocho millones de pesos. Es lo que cuesta el departamento y la camioneta de lujo que le obsequió el exgobernador de Veracruz. Por recibir esos regalos le dictaron prisión preventiva por dos años. Un exceso.

No hay duda de que detrás del linchamiento de la guapa mujer —la verdad es que Javidú no tiene malos gustos— hay más que enriquecimiento ilícito. Ocho millones puede sonar mucho dinero a mucha gente, pero es una bicoca frente a lo que se robaron Duarte, su esposa, Karime Macías,  quien vive tranquilamente en Europa, y su banda.

Las sanciones contrastan. A Arturo Bermúdez, exsecretario de Seguridad Pública, sólo le dieron un año de prisión preventiva. El diputado Tarek Abdalá, extesorero, está protegido por el fuero; Gina Domínguez, vocera de Duarte, un año también.

Gabriel Deantes, exsecretario del Trabajo, está acusado por enriquecimiento ilícito por 50 millones de pesos. Enfrenta su proceso en libertad. “De los hombres de Duarte, es el que más robó”, nos dicen.

Ese trato diferenciado alborota a los sospechosistas. Aseguran que hay algo más contra Xóchitl que el tema de enriquecimiento ilícito. Parece una vendetta.

La mujer fue bautizada como la viuda alegre. Su marido, Gregorio Barradas Miravete, alcalde electo del municipio de Juan Rodríguez, fue asesinado por un comando. En esos tiempos Xóchitl acusó del homicidio a un diputado del PRI, de nombre Rafael Rodríguez, con quien después la mostraron besándose.

Su complicada vida ha servido para alimentar el periodismo amarillista. El papel de amante de Javidú garantizaba lectores, audiencia y rating. La detención alcanzaba el rango de escándalo. Alborotaba el morbo.

Tress Rodríguez fue nombrada por Duarte secretaria Técnica del Consejo de Espacios Educativos. Duró nueve meses. Karime Macías exigió que la corrieran, luego de descubrir un mensaje en el celular de su marido, donde Xóchitlrecordaba que ya llevaban seis meses de relación, según fuentes cercanas al caso.

Adolfo Mota, secretario de Educación, ejecutó la orden de Karime.

  • La pena en Veracruz por los delitos que se le imputan es de cinco a diez años de cárcel. La bronca es que las autoridades tienen que probarlo. “No hay nada”, asegura Tomás Mundo, especialista en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, y muy probablemente el nuevo abogado de Xóchitl.

La familia lo buscó. Están en negociaciones. La diferencia es de “algunos ceros”, nos dijo.

El abogado Mundo ya prepara una estrategia. Así de seguro está de que defenderá a la novia de Duarte. Lo primero que hará es pedir la anulación de las medidas cautelares. El enriquecimiento inexplicable no es delito grave. El embargo de bienes pudo haber sustituido la prisión preventiva. Calcula que podría sacar de la cárcel a Xóchitl en tres meses.

  • ¿Qué destacarías de la transcripción de la larga llamada entre Peña y Trump que dio a conocer The Washington Post? Preguntamos ayer a Jorge Castañeda. “La obsesión de Trump con las drogas y el déficit”, respondió el analista y excanciller mexicano.

Fuimos a la versión que publicó el diario estadunidense sobre la conversación que ambos sostuvieron el 27 de enero pasado. Trump apenas tenía siete días en el cargo. La leímos. Corroboramos que El Güero no exageraba cuando hablaba de la “obsesión” del presidente gringo.

Mister Trump quiere imponer aranceles. Es un irreductible para él. No se necesita un sesudo análisis para deducir que eso va a complicar enormemente las negociaciones que se avecinan sobre el TLC. El hombre argumenta que Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60 mil millones de dólares, y que eso no puede mantenerse así.

“Podrían ser (los aranceles) de 15 o 20 por ciento, o de 35 por ciento para algunos productos que, por ejemplo, son empleos arrancados de su base y que fueron trasladados a México”, le dice a Peña.

Los medios destacaron la exigencia a Peña de que no hablará en público que México no pagaría el muro. “Necesito hacer que México pague por el muro. He hablado sobre eso durante dos años. Lo que quiero sugerir es que si vamos a tener un diálogo continuo, vamos a resolver lo del muro.

“En lugar de que ustedes digan ‘no vamos a pagar’ o yo diga ‘no vamos a pagar’. Porque si usted va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces yo ya no quiero reunirme más con ustedes. No puedo vivir con eso.

“Créanlo o no, es lo menos importante de lo que estamos hablando, pero políticamente podría ser lo más importante. En términos de dólares, es lo menos importante. Sé cómo construir muy barato”.

Esa apuesta, Trump ya la perdió. México no ha dicho que pagará por el muro y el Congreso ya tuvo que aprobar una partida de mil 600 millones de dólares para hacerlo. Habrá que ver si cumple su amenaza de no reunirse más “con ustedes”.

También quedó claro que no amenazó con invadir México para combatir a los poderosos narcos, sino que ofreció ayuda para eliminarlos. Lo que sí dijo es que “tal vez” el Ejército mexicano tenía miedo de enfrentarlos.

De Peña rescatamos el párrafo donde dice que el mejor muro que podemos construir entre las dos naciones es asegurarnos que ambos países tengan desarrollo económico.

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡MILAGRO Y REBELIÓN…!

17-12-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

AMLO amnistió al PES

15-12-2017 06:00 AM
José Contreras