Trump en guerra con las estrellas; AMLO de luna de miel

La Otra Opinión |
09-01-2017 06:50 PM

 

Se ha dicho que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump y el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, son dos gotas de agua: pues ambos son populistas e intolerantes.

Sin embargo, durante este fin de semana, salió a relucir una diferencia entre estos dos personajes; no el ámbito político, sino en el de la farándula.

La noche de este domingo, durante la entrega de los Globos de Oro, la actriz Meryl Streep subió al escenario para pronunciar un discurso en el que retrató los peores defectos de Donald Trump, sin siquiera mencionar su nombre.

Streep mencionó que tanto los actores de Hollywood como la prensa y los extranjeros son segmentos de la población denigrados en Estados Unidos.

Dijo que actores nacidos en el extranjero, como Amy Adams --de origen Italiano--, Natalie Portman --de origen italiano--, Ruth Negga --de origen etíope--, Dev Patel --de origen keniano-- y el canadiense Ryan Gosling, trabajan para despertar con sus actuaciones diversos sentimientos en el público.

Fue allí cuando soltó el dardo en contra del magnate, pues dijo que la actuación de la persona a la que se le encomendó sentarse en la silla más prestigiosa del país ofreció una actuación exitosa, pero ni buena, pues imitó --no en una película, sino en la vida real-- a un periodista discapacitado, en una clara referencia al incidente entre Trump y el reportero de The New York Times, Serge Kovaleski, de quien el magnate se burló por tener problemas motores.

Tanto el discurso de Streep como las ovaciones que recibió al pronunciarlo pusieron de manifiesto una clara confrontación entre las buenas conciencias de Hollywood y el próximo presidente de Estados Unidos. Así como ahora fue con Streep, en su momento Trump intercambió mensajes tensos con otras figuras de la farándula norteamericana que lo criticaron, como Arnold Schwarzenegger o Alec Baldwin.

¿Y por qué esto muestra una diferencia entre Trump y López Obrador?

Porque mientras el neoyorquino se divorcia de la farándula estadounidense, el tabasqueño parecería estar de luna de miel con la mexicana. Basta con recordar que --con fines electoreros-- Morena colocó en la Asamblea Constituyente a actores como Damián Alcázar, Bruno Bichir y Héctor Bonilla, quienes hacen de todo menos legislar, pero le dieron al partido de AMLO curules en el órgano legislativo y crédito en términos de imagen al asociarlo con su figura.

Eso sí, con su reacción, el propio Trump dejó en claro que la citada diferencia con López Obrador es de forma y no de fondo.

Del mismo modo que el tabasqueño desacredita a cualquiera que lo critica y lo llama “mafioso” o “aprendiz de mafioso” --en referencia al expresidente Carlos Salinas--, Trump aseguró que Meryl Streep --ganadora del Oscar en tres ocasiones-- “es una de las más sobrevaloradas actrices de Hollywood” y es una “lacaya de Hillary Clinton”.

 

Tags: