Trampas y peligros de la impugnación al derecho de réplica

La Otra Opinión |
31-10-2016 08:33 PM

A raíz de que se diera a conocer la existencia de un recurso de inconstitucionalidad en contra de la Ley sobre el Derecho de Réplica presentado por el lider de Morena, Andrés Manuel López Obrador y por Agustín Basave, cuando era presidente del PRD, el tema de la libertad de expresión ha dividido opiniones.

El proyecto de sentencia de dicho recurso se encuentra en este momento en manos del ministro de la Suprema Corte, Alberto Pérez Dayán, y deberá resolverse el próximo 7 de noviembre. De proceder, derivaría en dos consecuencias principales:

La primera, sería que los requisitos de “información falsa e inexacta” sería eliminados de la Ley de Réplica, lo cual, para efectos prácticos, permitiría que cualquier persona que se sienta “agraviada” por alguna información u opinión difundida en medios de comunicación tendría derecho a replicarla, incluso aunque esta fuera 100 por ciento verdadera. La segunda consecuencia sería que para resolver controversias de este tipo, partidos o candidatos ya no tendrían que recurrir a instancias civiles, sino electorales.

Estudiosos del tema de los medios como Raúl Trejo Delarbre han aplaudido esta posibilidad. Trejo argumenta que al otorgar el derecho de réplica es un elemento esencial del ejercicio democrático, pues permite que los ciudadanos “no dependan de una sola versión de los acontecimientos”.

Y si bien en ello a Trejo le asiste la razón, tras el proyecto de la Suprema Corte hay peligros y trampas que parece no advertir.

Tras este proyecto parece haber una intención intimidatoria hacia los medios de comunicación. Cabe recordar que en Venezuela así comenzó la coartación de las libertades básicas y el ataque en contra de cadenas de televisión, de radio y de periódicos. Así lo advierte la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), que afirma que con ello se pretende “silenciar cualquier comunicación e información agraviante” aun cuando sea verdadera.

La eliminación del requisito de la información falsa e inexacta para otorgar el derecho de réplica desvirtúa el objeto de dicho derecho y abre la puerta para que cualquier persona pueda aparecer a su antojo en medios con sólo decirse agraviada por una información u opinión.

Además, dicha discrecionalidad para pedir el derecho de réplica tiene también un trasfondo electoral. Partidos y candidatos no sólo podrían acaparar tiempos en radio y televisión de la forma descrita en el párrafo anterior. También llevarían todas las de ganar al litigar contra algún medio ante instancias como el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Entonces, con esta impugnación ¿Qué buscan Morena y el PRD? ¿Proteger su derecho de réplica o blindarse contra la crítica y colarse mañosamente en espacios de radio, televisión, prensa, escrita e internet?

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

Elba Esther se va a casa

22-02-2017 08:33 AM
Ricardo Alemán