Tláhuac: Nos faltan 64...o más

José Contreras |
27-07-2017 06:00 AM

José Contreras

El 20 de julio del 2016 desapareció el joven de 19 años Josué Rodrigo Trejo Mosqueda, quien se desempeñaba como conductor de un golfitaxi (carrito de golf) en la delegación Tláhuac.

Su cadáver apareció unos días despúes cerca de un predio que era utilizado como casa de seguridad por el Cártel de Tláhuac.

Josué Rodrigo se sumaba así a la ya para entonces larga lista de víctimas --algunos desaparecidos y otros asesinados--  de la organización criminal que encabezaba Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos.

El grupo criminal obligaba a los choferes de mototaxis y golfitaxis a colaborar como halcones y distribuidores de droga al menudeo. A quienes se negaban los desaparecían o los mataban. Fuera de Tláhuac pocos lo sabían. Y quienes lo supieron lo callaron.

El 6 de agosto del año pasado, familiares de las víctimas irrumpieron en un acto que encabezaba el dirigente de Morena en la Ciudad de México, Martí Batres, a quien pusieron al tanto de las desapariciones de jóvenes. En ese momento se habló de 64 desaparecidos, aunque ahora hay quien asegura que hay más de 100.

Batres recibió la información, incluso obtuvo copias de algunos expedientes, pero guardó silencio.

Cuatro días después, el jefe delegacional, Rigoberto Salgado Vázquez, pidió a las víctimas no denunciar públicamente las desapariciones para, según él, no entorpecer las investigaciones. Investigaciones que, por cierto, no existían.

Ya para entonces, los jóvenes estaban desaparecidos y además condenados al anonimato y al olvido.

Los jóvenes mototaxistas que se negaban a trabajar para El Ojos eran levantados y llevados a una casa de seguridad ubicada a solo dos cuadras y media de la sede delegacional.

Cuando, tras la presión de los familiares de las víctimas, el predio fue cateado, ya solo había en él restos de mototaxis que habían sido decomisados por la banda de El Ojos.

Como en Iguala, los jóvenes de Tláhuac fueron secuestrados por un grupo criminal solapado por el gobernante local, ligado éste a su vez, al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

En este caso nadie saldrá a gritar que ¡Fue el Estado! Tampoco ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!  Tampoco habrá un GIEI ni se trasladarán a Tláhuac las organizaciones civiles para buscar a los desaparecidos.

Los familiares de los desaparecidos y asesinados de Tláhuac no cuentan con la capacidad mediática con que cuentan sus similares de Ayotzinapa.

Pero hay varias coincidencias entre Tláhuac y Ayotzinapa. Una de ellas es la impunidad de quien encumbró políticamente a los gobernantes que solaparon a los criminales o que se coludieron con ellos.

OFF THE RECORD

**ESO ES VIDA

Ocho senadores del PRI, PAN y PVEM se gastaron dos millones de pesos de nuestros impuestos en un viaje al paraíso tropical de las Islas Fiji.

Si alguien le pregunta a alguno de ellos a qué fueron a ese lugar, además de descansar, no les podrán responder, pues se la pasaron cinco días mareados por tanta agua de coco.

**LUPA A MARGARITA

El pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a la Sala Regional Especializada investigar con exhaustividad si Margarita Zavala incurrió en actos anticipados de campaña.

Bien. Ojalá que investiguen bien y que si es el caso sancionen.

Pero..¿Por qué solo a ella?

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: