Sheinbaum y el colegio Rébsamen

Pablo Hiriart |
04-10-2017 10:03 AM

Claudia Sheinbaum tienen la mano pesada con los que cometen faltas… si no son de su partido. Pero es indulgente cuando se trata de revisar su actuación o llamar a cuentas a sus allegados.

Universitaria formada políticamente en asambleas de nunca acabar, es imbatible alegando. Por eso salió a medios y culpó a otros de la tragedia en el colegio Enrique Rébsamen. Asunto arreglado. O casi, porque hay hechos que todavía debe explicar.

¿Por qué no instaló el Comité de Protección Civil en la delegación Tlalpan?

La ley le obligaba a instalarlo, y no lo hizo.

El área de Protección Civil de la delegación fue una zona donde acomodar amigos o recomendados, sin ninguna capacidad para hacer frente a una tragedia.

Así lo dijo uno de los trabajadores de esa área, que pidió el anonimato (por razones totalmente justificadas), al reportero Felipe Rodea, de El Financiero:

“La Base Alfil (Protección Civil) está inundada de gente que en la mayoría de los casos fue contratada para pagar favores políticos. En algunos casos contados llegó personal, pero carente de cualquier conocimiento que justifique su contratación. Esos fueron los que no supieron cómo actuar el pasado 19 de septiembre pues ni siquiera se les ha dado un curso de capacitación”, dijo.

No es extraño que en la burocracia se contrate gente sin conocimientos para ocupar cargos que benefician a grupos políticos. Eso está mal, y no lo harían nunca en empresas que fueran suyas. Es una irresponsabilidad por la cual hay que rendir cuentas. ¿O por ser de Morena y próxima candidata a la Jefatura de Gobierno está exenta?

La ley, nos dicen, debe ser para todos. Y Sheinbaum debió instalar el Comité de Protección Civil y no lo hizo.

Inspeccionó centros escolares de su demarcación. Clausuró con mano de hierro la Universidad del Valle de México. Y al colegio Rébsamen le encontraron anomalías en cuatro puntos de su programa de Protección Civil. Obviamente, era un edificio donde las aulas eran una ratonera en los antiguos estacionamientos.

¿Qué hizo Sheinbaum? ¿Clausuró el Rébsamen? Claro que no. A los enemigos (“burgueses” de la UVM) la ley a secas. A los amigos, gracia y plazos.

Resulta que al Rébsamen le dieron tres meses para subsanar sus irregularidades en Protección Civil, cuando la Ley de la materia ordena que debe darse sólo un mes. ¿Qué pasó? ¿Por qué la gracia?

¿Por qué a unos la ley a secas y a otros gracia y perdón? Porque así es Sheinbaum.

Interpuso una denuncia en contra de las anteriores autoridades de la delegación, por el caso Rébsamen. Concretamente al ex director de Gobierno y al ex director Jurídico.
Sin embargo se abstuvo de denunciar a la jefa de ambos, la ex delegada Maricela Contreras. ¿Por qué?

Porque, como expuso el pasado lunes en su columna Héctor de Mauleón, Maricela Contreras abandonó el PRD y se pasó a Morena 20 días antes del terremoto.

Sí hay responsabilidades que asumir en el caso del colegio Enrique Rébsamen y Claudia Sheinbaum no lo hace, pues va a ser candidata a Jefa de Gobierno por Morena y existen altas probabilidades de que gane la elección.

Eso le ayuda ante medios de comunicación y actuales autoridades que conocen de la mano pesada de Claudia Sheinbaum –ella misma se ha puesto casco para demoler propiedades de sus adversarios políticos.

Sin embargo, por más aliados que tenga, debe asumir sus errores y enfrentar su responsabilidad en la dimensión de que se trate.

Todavía no es candidata: es la jefa delegacional en Tlalpan, donde ocurrió una tragedia en la que murieron 19 niños.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Los otros normalistas

14-12-2017 06:00 AM
José Contreras