Sale a la luz nuevo cochinero de Delfina Gómez

La Otra Opinión |
15-05-2017 05:47 PM

El periódico El Universal dio a conocer un nuevo cochinero de la administración de la candidata de Morena al gobierno del Estado de México, Delfina Gómez. En esta ocasión se trata de la asignación de 32 millones 474 mil 271 pesos a empresas dirigidas por parientes de Higinio Martínez, cuando la morenista era alcaldesa.

De acuerdo con el medio, la gestión de “la maestra” entregó 17 contratos de obra pública --de manera directa-- a las empresas Ingeniería Terracería y Carreteros ITCA SA de CV y a Grupo VAZMI SA de CV que administra Jorge Luis Vázquez Reyes, primo político del actual alcalde texcocano.

La última empresa señalada tiene dirección en la colonia San Pedro; sin embargo cuando el medio fue a verificar la información, se encontró una casa de dos pisos con cámara de seguridad en la cual no había nadie. Según los testimonios de los vecinos, en ese lugar no hay ninguna empresa.

Es así como sale a la luz un nuevo escándalo de corrupción en torno a la morenista, que hasta el momento ha resultado ser la más cínica de los contendientes, pues promueve un discurso de “honestidad” que ha resultado no ser tan verdadero.

Para muestra basta con recordar parte de las palabras que dijo en un mitin el pasado 16 de abril, cuando condenó la impunidad que “permite a los políticos corruptos servirse a manos llenas para su propio beneficio para sus cargos públicos”, y es que tal parece que la morenista se sirvió a manos llenas cuando fue alcaldesa de Texcoco para beneficio personal y de sus allegados.

Vale la pena señalar que este no es el único acto de corrupción y tráfico de influencias que pesa sobre la candidata de Morena, pues también se le ha señalado por descontar el 10 por ciento de los sueldos de las personas que trabajaron para el municipio durante su gestión y no pagar completos las pensiones de las madres solteras de Texcoco.

Se sabe que el recurso acumulado fue a parar a las cuentas de Higinio Martínez, principalmente, a quien la maestra debe su carrera política.

En este sentido es preciso preguntarnos: ¿hasta dónde llegará el cinismo de Gómez?

 

Tags: