¿Ricardo Anaya tiene amordazado a su partido?

La Otra Opinión |
31-10-2016 06:07 PM

 

De acuerdo con el Itinerario Político de hoy, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, desde los últimos tres años ha viajado cerca de 121 veces a Atlanta, Estados Unidos.

Dicen los enterados que dichos viajes se hacen puntuales cada cinco días, por medio de la aerolínea Delta Airlines.

Es decir que el Chico Maravilla pasa más tiempo volando que atendiendo los problemas del partido al que encabeza desde el 21 de agosto del año pasado.

Se sabe que en lo que va del 2016 ha realizado 71 vuelos redondos, supuestamente con el fin de visitar a su familia.

De este modo, se presume que en total, Anaya ha invertido aproximadamente 10 millones de pesos, desde 2014 hasta la fecha en vuelos Premier.

Sin embargo, el problema no es sólo el gasto ni el tiempo invertido en el vuelo redondo y semanal que oscila las 14 horas, sino la desconfianza de Ricardo Anaya en su país, pues el aspirante a la presidencia de México mantiene a su familia viviendo en otra nación al mismo tiempo que mantiene una campaña electoral ilegal para llegar a Los Pinos en 2018.

En La Otra Opinión intentamos localizar a algún militante o funcionario del blanquiazul para hablar sobre el tema; sin embargo, tras varios intentos y una serie de negativas, el único que se animó a tomarnos la llamada fue el senador Jorge Luis Preciado, quien comentó que es necesario aclarar cualquier tipo conjetura que pueda estarse formando con respecto a la “doble vida” de Anaya.

“Con el actual presidente del PAN nos ha ido bien en las encuestas y en las campañas electorales; no obstante, el tema se torna de interés porque los militantes que han destapado sus aspiraciones a la presidencia en 2018 le han solicitado que defina sus intenciones como político”, dijo Preciado.

Además el senador agregó que estando en el escrutinio público es fácil caer en los cuestionamientos, ya que se manejan recursos ciudadanos.

“Ricardo debe responder ante estas acusaciones y justificar sus ingresos; no tendrá problema. Es una persona austera, sin lujos y mantiene una vida privada objetiva y estable”, señaló el legislador.

Sin lugar a dudas Preciado prefirió mantenerse al margen de la discusión, y no quiso crear provocaciones.

Lo cuestionable en este caso son los motivos de la mesura del legislador, ¿acaso le teme a Anaya? ¿Le teme así como todos los panistas que rechazaron dar su postura ya sea para defender a su líder o para lo contrario? ¿Qué hubiera pasado si los funcionarios consultados hubieran sido del PRI?

A ciencia cierta no lo sabemos, pero creemos que la historia hubiera sido otra, porque una de las últimas modas es atacar al tricolor.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

La Señora de las Ligas

25-04-2017 06:30 AM
La Otra Opinión