Recrudece violencia en el país cuando Peña hace llamado

La Otra Opinión |
04-05-2017 12:38 PM

La tarde de ayer, en la reunión ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el presidente Enrique Peña Nieto pidió a los asistentes que asumieran su responsabilidad en materia de seguridad.

De este modo exhortó a los mandatarios a modernizar a sus policías y a sus respectivos poderes judiciales:

“Que vayan más allá de mantener la inercia de las instituciones encargadas de la seguridad. Que los tiempos de hoy exigen una modernización real, genuina y auténtica de toda la tarea de investigación, procuración de justicia preventiva y, por supuesto, modernización en sus estados del Poder Judicial".

Lo anterior no significa que el Gobierno Federal busque desentenderse de los problemas de inseguridad que acechan en diversos puntos del país; simplemente quiere decir que ya es hora de que cada administración estatal se haga responsable en la medida de lo posible y correspondiente de sus propios males.

Además, el llamado del presidente Peña se vuelve relevante porque precisamente se hizo en uno de los días más violentos de las últimas semanas. ¿A qué nos referimos? A que por los menos en tres entidades, en las últimas 24 horas --con una excepción-- se registraron hechos de violencia que indican focos rojos.

En Puebla se registró un enfrentamiento entre el Ejército y ladrones de combustible, en el municipio de Quecholac. El saldo de esta situación fue de dos militares muertos y seis heridos.

Pero eso no es todo. En la carretera México-Puebla, dos mujeres fueron violadas, un hombre golpeado y un menor de dos años asesinado. Los hechos ocurrieron cuando el hombre --y padre de familia-- detuvo el automóvil, en el que viajaba con su esposa, su hija de 14 años y su hijo de dos años, para orinar. Fue entonces cuando un ocho sujetos plagiaron a los viajeros, los agredieron física y sexualmente y más tarde se dieron a la fuga.

Mientras tanto, en Tamaulipas, se registraron 11 bloqueos en las últimas 26 horas y seis muertos. De acuerdo con la información, los responsables son los grupos delincuenciales que operan en la ciudad y se han enfrentado entre sí.

En la Ciudad de México, por la mañana tuvo lugar una balacera en las inmediaciones del Mercado de Sonora, donde murieron tres personas con antecedentes penales; y el pasado martes manifestantes ligados a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa lanzaron piedras y vandalizaron las oficinas de Tomás Zerón, de este incidente no hubo heridos, pero deja en claro que tanto delincuentes como protestantes generan violencia en la capital del país.

 

Tags: