Recibe Delfina apoyo pirata de Movimiento Ciudadano

La Otra Opinión |
17-05-2017 12:47 PM

El pasado martes, el partido Morena presumió que Movimiento Ciudadano, la franquicia de Dante Delgado Ranauro, otrora rémora de Andrés Manuel López Obrador, se había sumado a la campaña de la candidata morenista al gobierno del estado de México, Delfina Gómez.

Sustentaban su dicho en una conferencia de prensa que ofrecieron dos supuestos dirigentes de Movimiento Ciudadano en el estado de México, Jorge Zendejas Leyva y Abraham Águila Boudib.

Los dirigentes prometieron a Delfina acarrearle 200 mil votos y realizar actos de proeslitismo en 70 municipios. Nada mal.

Pero resulta que ambos personajes no pertenecen al partido Movimiento Ciudadano, pues fueron expulsados del mismo entre el 11 y el 12 de mayo de este año. O sea, hace menos de una semana.

Cuando ofrecieron la conferencia de prensa los medios se fueron con la finta y dieron como un hecho que López Obrador había convencido a su ex incondicional, Dante Delgado, de sumarse a la candidatura de Delfina.

Y aunque MC tiene escasa presencia en la entidad, sumar el apoyo de un partido distinto a Morena, el que fuera, representaba un golpe mediático.

Pero la dirigencia nacional de MC, es decir, Dante, se apresuró a desmentir la información y a precisar que los personajes que ofrecieron su respaldo a Delfina, los de los 200 mil votos en su imaginación, no pertenecen ya a su franquicia.

Y el mensaje más importante de ese comunicado fue: Dante Delgado no tiene pensado aliarse con López Obrador ni ahorita ni en el 2018, pues Dante tiene su corazoncito en otra parte.

En el estado de México, MC tiene una presencia marginal. Y está tan dividido internamente, que Dante prefirió no postular candidato al gobierno de la entidad ni aliarse con ningún otro, lo que lo llevará a perder su registro a nivel estatal.

Jorge Zendejas Leyva y Abraham Águila Boudib encabezaban una disidencia dentro de MC, hasta la semana pasada, en que fueron expulsados.

Así que..no, Dante Delgado tampoco se dejó intimidar por el ultimatum lanzado desde un templete por el dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador para que sus viejas rémoras salvaran a su partido del fracaso electoral que ve cercano en el estado de México.

 

 

Tags: