¿Quién le cree a Morena?

Ricardo Alemán |
30-08-2017 06:00 AM

Es importante la anterior interrogante porque es probable que el joven partido se haya ganado una marca histórica en la reprimenda social.

Y es que no son muchos los casos en los que un partido, sus dirigentes y su candidato presidencial, hayan recibido tamaña vapuleada como fue el caso de Morena.

Nos referimos a la golpiza que articulistas, columnistas y opinadores le propinaron al partido rojo y a López Obrador luego de la fallida "encuesta" para seleccionar a su candidato a jefe de la Ciudad de México.

Como saben, el pasado jueves Morena reveló el supuesto resultado de una "encuesta" aplicada en la capital del país para saber el nombre del que será su candidato a jefe de Gobierno de la CDMX. El tema se volvió relevante porque Morena encabeza todas las preferencias para ganar en la renovación del gobierno capitalino, en la elección de 2018.

Por eso, el ganador de la encuesta interna de Morena sería el virtual jefe de Gobierno capitalino.

Sin embargo, a los gerentes de Morena y a su dueño se les ocurrió ocultar el nombre de la empresa encuestadora, la metodología empleada, los reactivos y, sobre todo, el criterio utilizado para decidir los reactivos y la metodología de aplicación de los mismos.

Luego de la opacidad total y del caprichoso resultado– que arrojó como ganadora a Claudia Sheinbaum y que mandó al tercer lugar a Ricardo Monreal–, no se hicieron esperar las críticas.

En realidad asistimos a una descomunal montaña de críticas. Como pocas veces se había visto, la encuesta, su metodología y sus resultados– así como los dirigentes y el dueño de Morena–, resultaron severamente apaleados.

Incluso algunos de los opinadores orgánicos del partido cuestionaron la engañosa opacidad, la tramposa metodología y el manipulado resultado.

Al final, "y luego del niño ahogado", Morena trató de tapar el pozo.

Ya era tarde. El daño estaba hecho. Hoy los negativos de Morena y de Andrés Manuel López Obrador se han ido a las nubes.

Peor aún, no hay una sola voz sensata capaz de defender lo indefendible.

¿Quién le cree hoy a Morena?

Al tiempo.

 

Tags: