¿Por qué la decisión de Ford es una traición a México que hace perder a todos?

La Otra Opinión |
04-01-2017 12:15 PM

 

Este martes, Ford Motor Company anunció su decisión de cancelar su inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta automotriz en San Luis Potosí.

Luego de que la empresa automotora demostró su apoyo a los nuevos planes del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, un gran número de críticas se hicieron oír respecto a la “deslealtad” que la compañía mostró a México con su abrupta decisión.

Y es que según un tweet del ex presidente Felipe Calderón, en el año 2009, mientras la industria automotriz atravesaba una fuerte crisis, empresas como General Motors, Chrysler y la propia Ford pudieron salir adelante gracias a la inversión que hicieron en territorio mexicano..

Por su parte, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, dio a conocer que debido a la cancelación anticipada de Ford, la Secretarías de Finanzas y Desarrollo Económico estatal calculará los recursos invertidos por el gobierno en el proyecto para que la empresa pueda reintegrarlos. Es decir, que la compañía automotriz deberá pagar al gobierno mexicano por haber traicionado su confianza y dejar tirada una inversión que terminó por ser un millonario plan fallido.

Pero, ¿quien realmente sale perdiendo con el plan de comercio de Trump?

Por desgracia, el panorama hace pensar que no hay quien gane con la ola “Trumpista”.

En primer lugar, México afronta los estragos de las decisiones del republicano con la devaluación de la moneda nacional --que cayó a su peor nivel desde noviembre del año pasado al registrar este miércoles una equivalencia de 21.40 pesos por dólar--;

En segundo lugar, tampoco ganan las empresas estadounidenses, pues pierden prestigio y, por lo tanto, posibilidades de un mayor alcance y crecimiento económico.

Y por último, Estados Unidos como nación pierde la confianza comercial de sus aliados económicos y detona un conflicto interno que podría dejarlos en una incertidumbre sin precedentes, pues muchos republicanos no son partidarios de Trump y, por el contrario, están a favor del libre comercio.

Fueron alrededor de 2 mil 800 empleos en México se perdieron por la decisión y miedo de Ford por ir en contra del nuevo presidente norteamericano, desafortunadamente para nuestro país, puede que en un futuro la cifra y las empresas a favor de Trump se multipliquen…

 

 

Tags: