Peña Nieto cierra lista de presidenciables

La Otra Opinión |
13-09-2017 01:26 PM

Este martes, los legisladores que integran el grupo parlamentario del PRI en el Senado participaron en una consulta sobre sobre los “presidenciables” del tricolor de cara a las elecciones de 2018, según reveló el periódico Reforma.

El ejercicio se habría realizado en una reunión a puerta cerrada en la que el coordinador de la bancada priista, Emilio Gamboa, habría entregado a los senadores una especie de “boleta” en la que aparecían los nombres de los secretarios de Hacienda, José Antonio Meade; de Educación, Aurelio Nuño; de Salud, José Narro, y de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

De acuerdo con el citado diario, la consulta se realizó por instrucciones del presidente, Enrique Peña Nieto, quien de forma paralela también estaría consultando a empresarios, académicos, e incluso al clero.

Si la información es correcta, sería prácticamente un hecho que la baraja de “presidenciables” del PRI se reduce a esos cuatro nombres: José Antonio Meade, Aurelio Nuño, José Narro y Miguel Ángel Osorio Chong.

Y además, el hecho de que el presidente realice este tipo de ejercicios sería un indicador de que su decisión todavía no está tomada.

Lo cierto es que en semanas recientes los cuatro secretarios de Estado han protagonizado “pasarelas” que aparentemente tienen como fin mantenerlos bien posicionados como protagonistas de la vida pública del país y --además-- ir midiendo su popularidad y aceptación dentro y fuera del priismo.

Así ocurrió, por ejemplo, con las reuniones plenarias de los legisladores del PRI y del PVEM, donde los cuatro “presidenciables” desfilaron y hablaron de los logros del gobierno federal y de los retos a futuro. Y así ocurre incluso en la coyuntura de la tragedia por el terremoto de la semana pasada: Meade, Nuño, Osorio y Narro han acompañado al presidente a Chiapas y Oaxaca para coordinar las labores de apoyo a los damnificados. Y volverán a desfilar --esta vez ante el Congreso-- por la glosa del Quinto Informe de Gobierno.

¿Cuál de estos aspirantes es el más adelantado? Por ahora es un misterio.

Lo que queda claro es que el presidente lleva mano en la designación del candidato del PRI, pero para tomar su decisión está consultando a distintas voces.

Habrá que ver si Peña y el PRI logran conducir con transparencia e inteligencia el proceso de designación de su candidato presidencial… o sí como López Obrador cuando tuvo que tomar una decisión similar en la Ciudad de México, terminan por imponer y engañar con un proceso interno amañado.

 

Tags: