Panistas megalómanos… otra incongruencia

La Otra Opinión |
29-04-2016 06:48 PM

Otra incongruencia del panismo.

Esta vez, sin embargo, no involucra actos de corrupción o pleitos intestinos. Esta ocasión, los panistas fueron exhibidos en óleo en la antigua Casona de Xicoténcatl.

Igual que la Gioconda de Leonardo da Vinci, los rostros de los 38 senadores del Partido Acción Nacional  (PAN) fueron inmortalizados en en un retrato pintado al óleo.

Con motivo del final del Periodo Ordinario de Sesiones--en el que por cierto dejaron muchos pendientes--, el coordinador de los panistas en la Cámara Alta, Fernando Herrera, mandó pintar las caras de los panistas. Eso sí, Herrera asegura que lo pagó con su propio dinero.

Fernando Herrera –como buen compañero y líder panista–, destinó parte de su dieta mensual como legislador al ego y al narcisismo de los panistas. El líder contrató a Fernando Felguerez –quien, dicen, cobra muy caro– para que se hiciera cargo de los retratos de los senadores azules.

De perfil, de frente, sonrientes, inexpresivos e incluso con otra imagen a la que ahora lucen, todos los retratos tienen el fondo azul, color característico del PAN. Curiosamente, Fernando Herrera aparece en dos pinturas: una con bigote y en otra sin él.

Y como los óleos no se pagaron con recursos públicos, cada uno de los senadores podrá  llevar el retrato a su oficina del Senado, a su oficina particular, a la sala de su casa o al lugar donde ellos quieran.

Eso sí, los rostros de los senadores fueron embellecidos por un marco rústico de madera y colocados en un caballete para que fueran apreciados en Xicoténcatl.

Llama la atención que el Luis Felipe Bravo Mena –quien no es senador y funge como presidente de Comisión Anticorrupción--también aparece en esta galería.

Cabe mencionar que Fernando Herrera estuvo bajo investigación de la PGR por peculado, falsedad de declaración y falsificación de documentos, debido a que se le acusó de utilizar más de seis millones de pesos de recursos federales en campañas electorales en 2012.

Ahora que se aclaró que los óleos fueron pagados con recursos propios, el PAN podrá seguir pregonando que son el partido de la ciudadanía, que cree en el humanismo y la democracia y que trabaja por el bien de los mexicanos.

Asimismo, los del PAN podrán presumir que sus principios se centran en la dignidad de la persona, la libertad; y en valores como la honestidad.

Recordemos que el expresidente panista, Felipe Calderón, al final de su mandato mandó pintarse de cuerpo completo al óleo. De acuerdo con informes de Transparencia, las pinturas de Calderón costaron al erario 997 mil 600 pesos.

 

Tags: