PAN: problema, no solución en #FiscalCarnal

La Otra Opinión |
08-09-2017 02:43 PM

Contrario a la percepción que podría generarse luego de la escaramuza en el Congreso, Ricardo Anaya y el PAN no fueron parte de la solución, sino del problema en el asunto del #FiscalCarnal.

Hace unos días, el propio líder nacional del PAN reconoció su dosis de culpabilidad --y la de su partido-- en la aprobación del “pase automático” del Procurador a la Fiscalía General de la República.

Sin embargo, lo hizo escudándose en un pretexto que más bien lo hizo quedar a él y a sus correligionarios como una bola de incompetentes: que la Reforma Política de 2013 fue “muy compleja”, por lo que nadie se dio cuenta del “dardo envenenado” del “pase automático”.

Entonces, cabe suponer que la Ley Orgánica de la Fiscalía que elaboró el Congreso en 2014 --con la aprobación de los diputados panistas-- también era “muy compleja”. Y del mismo modo, era “muy complejo” que cuando los panistas ratificaron a Raúl Cervantes como Procurador pudieran deducir que las leyes que ellos mismos habían aprobado eventualmente lo convertirían en Fiscal.

Las evidencias son claras: Anaya y el PAN fueron parte del problema del #FiscalCarnal porque --junto con el resto de los partidos-- crearon las condiciones para que hubiera una controversia sobre la autonomía del Fiscal.

Pero no sólo eso. Desde hace casi 10 meses, Anaya y el PAN pudieron ser parte de la solución y no quisieron.

Luego de la aprobación de la reforma de 2013 y de la ratificación de Raúl Cervantes, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado --en noviembre de 2016-- una iniciativa para eliminar el pase automático del Procurador y dejar en manos de la Cámara Alta el proceso de selección del nuevo Fiscal.

Sin embargo, el entonces presidente de la Junta de Coordinación Política, el panista --y anayista-- Fernando Herrera, no incluyó el tema en la agenda legislativa.

Más aún: desde febrero de 2017, la panista --y anayista-- Pilar Ortega preside la Comisión de Justicia del Senado. Desde esa posición pudo haber convocado a dictaminar la iniciativa presidencial que hubiera eliminado el pase automático. Pero no sólo no lo hizo, sino que además, se negó a asistir --junto con otros panistas-- a dos convocatorias lanzadas para procesar el tema que emitió el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el priista Enrique Burgos.

En lugar de resolver el problema mediante un proceso legislativo, Anaya y el PAN prefirieron dinamitar el tema paralizando el Congreso, curiosamente cuando estalló un escándalo sobre el enriquecimiento del otrora “joven maravilla” del blanquiazul.

Hoy, el tema del #FiscalCarnal y la parálisis legislativa --ocasionada por el PAN, PRD y MC-- están prácticamente resueltos gracias a que el PRI se comprometió a presentar una iniciativa “en el mismo sentido” que la que el presidente envió al Senado el año pasado y el PAN ignoró.

Entonces, ¿dónde está la aportación del PAN a la solución del conflicto por el #FiscalCarnal?

 

Tags: