¡Otro engaño de Aristegui: The Guardian se disculpa!

Ricardo Alemán |
12-05-2017 06:00 AM

El 12 de agosto de 2016, titulamos el Itinerario Político de la siguiente manera: “¡The Guardian: diez mentiras y la mano de Aristegui!”.

No referíamos al supuesto “reportaje” –vendido por amigos de Carmen Aristegui a The Guardian--, en donde el diario presume un nuevo escándalo inmobiliario que involucra a Angélica Rivera y a su esposo, el presidente Peña Nieto.    

Según las fantasías de los dizque periodistas José Luis Montenegro y Julio C. Roa –socios de Aristegui y promotores de Morena--, el señor Ricardo Pierdant, amigo del presidente, le prestaba a Angélica Rivera y a su familia un departamento de Miami, Florida.

Según los dizque periodistas, el departamento era prestado a cambio de contratos portuarios y petroleros, supuestamente entregados al empresario Ricardo Pierdant. Además, difamaba a Aurora Pierdant --hermana del empresario--, a quien los dizque periodistas acusaban de ser perseguida de la justicia mexicana.

Ese 12 de agosto publicamos una investigación que incluyó el interés faccioso de los supuestos periodistas –activistas de Morena--, así como el cotejo de “las fuentes” y los dichos de los periodistas. Incluso entrevistamos a Aurora Pierdant y a editores de The Guardian.

El resultado fue demoledor. Todo el “reportaje” era mentira. Falsos documentos, declaraciones falsas, supuestos falsos y una montaña de especulaciones delirantes. Y detrás, la mano de Aristegui y sus promotores de Morena. La intención, como desde hace cinco años, desprestigiar y desacreditar la imagen de Peña.      

Por eso, concluimos que el gobierno de México tenía todo para iniciar una demanda contra The Guardian, contra editores y supuestos periodistas.

El 15 de agosto, aquí mismo dijimos que el equipo jurídico de Los Pinos preparaba una demanda contra el diario y el supuesto “reportaje”. La razón, que se difamaba y calumniaba el presidente mexicano, a su familia y a la institución presidencial.

Pero la señora Aurora Pierdant se adelantó en la demanda, ya que las acusaciones en su contra no sólo eran falsas, sino que le causaban un severo daño moral y patrimonial. “soy mayor que mi hermano, era abogada en Pemex y trabajé antes que él. No se vale que ensucien mi nombre con mentiras”, dijo.

El 16 de agosto seguimos con el tema, para documentar todos los casos en los que Aristegui y el semanario Proceso, así como los diarios La Jornada y Reforma, habían sido parte de las campañas de difamación y engaño contra el gobierno y el presidente Peña Nieto.

Esa misma semana, en una mentira monumental, Proceso y su reportero Jenaro Villamil, inventaron una supuesta respuesta al gobierno mexicano, de Katie Thompson, responsable de comunicación del diario británico.

Según Proceso y el portal de Aristegui –además de Jornada y Reforma--, Katie Thompson habría dicho que” ratificaban el reportaje”, a pesar del desmentido del gobierno mexicano.

“¿Quién miente?”, preguntamos, para luego exhibir una larga cadena de mentiras y engaños de Aristegui, Proceso y La Jornada, contra el gobierno mexicano, contra el presidente Peña, contra Televisa y contra el gobierno de Felipe Calderón. En todos los casos la constante fue la mentira, el engaño y la difamación contra el gobierno de México y sus presidentes. Y en todos los casos el objetivo es el descrédito con fines político electorales.

Hace días –el 8 de mayo--, el diario británico The Guardian debió indemnizar con una cantidad no revelada, a la abogada mexicana Aurora Pierdant, a quien ofreció una disculpa pública, por difamarla al dar a conocer información sobre su presunto vínculo y el de su familia con el supuesto uso de un departamento de lujo en Miami, a favor de Angélica Rivera, esposa del presidente Peña Nieto.

La indemnización que debió pagar el diario británico es parte del juicio por daño moral y difamación, a causa de la mentira difundida el 9 de agosto de 2016 por el diario The Guardian, elaborado por los supuestos periodistas José Luis Montenegro y Julio C. Roa, socios de Aristegui y quienes durante años han hecho el trabajo sucio a favor de los intereses político-electorales de Morena.

El 16 de septiembre de 2016, The Guardian reconoció la falsedad del reportaje, pero la abogada mexicana, Aurora Pierdant, a quien The Guardian acusó de recibir beneficios económicos del gobierno mexicano, demandó al diario ante la justicia británica.

Cuando era inevitable una sentencia condenatoria para The Guardian, el diario aceptó indemnizar, además de pagar los costos del juicio.

¿Quién mintió? ¿Dónde están los que creyeron la mentira?

¡Silencio y complicidad?

Al tiempo.

 

Tags: