Otra mentira de Morena: le roba a la ALDF

La Otra Opinión |
11-01-2017 07:22 PM

 

El reciente incremento al precio de las gasolinas --implementado a partir del pasado 1 de enero-- le proporcionó a políticos y partidos el escenario ideal para armar un montaje y simular que son solidarios con el bolsillo de los ciudadanos.

Pero para poder embarcarse en el trasatlántico de los reclamos en contra del gasolinazo, políticos y partidos tuvieron que llegar en el tren de la austeridad. Es decir que gobiernos, partidos e instituciones de distintos niveles --que por lo general despilfarran recursos-- hicieron o propusieron recortes para maquillar su oportunismo y poder sacar raja política de la inconformidad social con el “gasolinazo”.

En esta ocasión, fue el Grupo parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) el que subió al barco.

Además de proponer que  el Gobierno de la Ciudad de México apoye al transporte público y reduzca el gasto de organismos y funcionarios en materia de telefonía, viáticos y gasolina, el coordinador de Morena en la ALDF, César Cravioto Romero, propuso que --para hacer frente a la crisis del gasolinazo--, el órgano legislativo reduzca sus gastos a la mitad.

Cravioto Romero incluso se atrevió a afirmar que “para criticar [el gasolinazo] es necesario ser los primeros en tomar acciones”.

Y es allí donde queda al descubierto que los legisladores de Morena en la ALDF no son más que unos impostores.

En primer lugar, porque la ALDF sufre de un mal del que Morena forma parte importante: y es que a los diputados de este órgano legislativo les pagan por no hacer nada.

Entre el 22 de septiembre y el 24 de noviembre de 2016 fueron suspendidas nueve sesiones en la ALDF por falta de quórum. Y otras siete sesiones tuvieron que ser suspendidas porque aunque en un principio contaban con el quórum necesario para arrancar, los legisladores sólo pasaron lista y se fueron, dejando el Pleno incompleto.

Y lo peor es que incluso sin trabajar en todas esas sesiones, los legisladores no recibieron ninguna sanción y cobraron su sueldo íntegro, lo cual bien podría calificarse como una estafa o un robo.

En este sentido, los más grandes estafadores de la ALDF son los legisladores de Morena. Desde hace más de un año, los asambleístas del partido de AMLO no trabajan en comisiones debido a que argumentan que el reparto de sus presidencias fue desfavorecedor para su bancada. De acuerdo con el reglamento del órgano legislativo, si un diputado se ausenta del trabajo en comisiones deberá descontársele la mitad de su dieta. Pero los morenistas cobran su salario íntegro.

Entonces, ¿dónde está la congruencia? ¿Dónde está la solidaridad con el bolsillo de los ciudadanos?

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡El video; 50 preguntas!

26-04-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

El factor Zepeda

26-04-2017 07:00 AM
José Contreras