¡“OJETES MALPENSADOS”!

Ricardo Alemán |
27-08-2017 06:00 AM

Pocos lo entendieron. Muchos malinterpretaron la bondad que encierran sus verdaderas intenciones y –por si fuera poco--, casi todos se equivocaron.

¿Por qué? Porque no entendieron que una bien diseñada “dedoencuesta” tiene más virtudes que las cada vez más falibles consultas demoscópicas que, al final, de poco o nada sirven en política.

¿A poco no es cierto que las encuetas dejan a todos inconformes?

Los malpensados no entienden, por ejemplo, que la “dedoencuesta” no sólo es el método más eficaz para ahorrar mucho del dinero de los contribuyentes, sino que es la mejor manera de evitar el descrédito de las empresas demoscópicas que siempre se equivocan y en las que hoy nadie cree.

Y es que entre el descrédito de las encuestadoras y el morbo desatado por la “dedoencuesta”, los jefes de Morena prefirieron el novedoso método de selección de su candidato a la CDMX. ¿Qué no es mejor el corazón que la razón? ¿A poco no es más confiable el olfato político del “mesías” que la volátil voluntad popular?

Total, al rato ni quien se acuerde que la “dedocandidata” es producto de la “dedoencueta”. Claro, salvo los “ojetes y malpensados” que sólo quieren ver lo malo; que le buscan “mamaderas a las culebras” para desacreditar a Morena.

Los “ojete malpensados” se parecen al periodismo militante de Proceso, La Jornada y Aristegui, que buscan molestar a todo mundo, “por cualquier mamada”.

No entienden que con la “dedoencuesta” no hay margen de error; nada de manipular reactivos, sobornar a encuestados y encuestadores, o que hubo trampa.

No entienden que si “el dedo divino” dice “¡Claudia…!” la “dedoencuesta” arrojará un resultado perfecto, sin margen de error. ¡Y fue Claudia…! ¿Y “la mano negra? ¿Y “el cuchareo”? Nada de que “la mano de Dios” al estilo Maradona!

Bueno, si lo dudan, la “dedoencuesta” es tan perfecta que no deja huella.

¿Quién es el valiente que puede mostrar un solo documento que pruebe que en la “dedoencuesta” hubo dados cargados? ¡Pruebas…! ¡Papelito Habla…! Nadie podrá probar que se trató de una consulta ilegal. ¿Por qué?

Porque el olfato político del mesías, su percepción y lo infalible de su corazón, “son de un mundo raro”, como el de José Alfredo Jiménez.

Y peor para los que dicen que la opacidad de la “dedoencuesta” es impugnable en el INE. ¿Por qué? ¡Porque no hay una sola prueba de la encuesta!

Por eso, todos los candidatos a todos los puestos de elección popular de Morena serán elegidos “por consenso” o por “dedoencuesta”.

¡Y que digan misa los “ojetes malpensados”…!

Al tiempo.

 

Tags: