¿No que no...? "Los 43" ¡Bandera para 2018!

Ricardo Alemán |
23-02-2017 06:00 AM

Aquí lo dijimos hasta el cansancio.

         Dijimos que era vergonzoso y de náusea, que políticos sin escrúpulos y supuestos defensores de derechos humanos, usaran la bandera ensangrentada de “Los 43”, de Iguala, para financiar y construir candidaturas presidenciales para 2018.

         Dijimos que era imperdonable que antes, durante y después de muertos, “Los 43”, fueran convertidos en pingüe negocio político y que el dolor de las familias y la memoria de los masacrados se habían convierta en votos para los ambiciosos sin límite, que buscan competir en la presidencial de 2018.

         Lo lamentable es que esa denuncia –que cada que la hicimos nos valió miles de mentadas de madre y decenas de amenazas de muerte--, hoy se cumplió.

Y es que, con la bandera de “Los 43”, el ex presidente de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, busca ser candidato presidencial. ¿Por qué durante meses negó que ese era su objetivo y por qué rechazó el uso grosero de los muertos de Iguala, con fines político electorales?

¿No sabían los padres y familiares de “Los 43” que la muerte de sus hijos y la memoria de su sacrificio fue usado por uno de los más censurables vividores de la tragedia, para convertir la muerte en votos? ¡Si no lo sabían, ya lo saben!  

         Resulta que el próximo 26 de febrero, en la Plaza de las Tres Culturas y en el aniversario de la masacre de Iguala, Álvarez Icaza lanzará su candidatura presidencial –por la vía independiente--, para 2018, con el “#AhoraONunca”.

         ¿Permitirán los padres de “Los 43” que la mafia que dizque defiende los derechos humanos en México y el mundo, recorra el país, con la bandera sangrante de los normalistas, para pedir votos y para engañar a los potenciales electores? ¿O será que padres y familiares de los normalistas masacrados también se han convertido en vividores de la tragedia?

         El anuncio de la inmundicia, del uso electorero de la muerte y de la renta política de la masacre, lo hizo el propio Emilio Álvarez Icaza, en un video en el que aparecen Carlos Salinas, Javier Duarte, Felipe Calderón, Rafael Moreno, Alejandra Barrales, Ricardo Anaya, Margarita Zavala, AMLO, Elba Esther Gordillo, Manlio Fabio Beltrones, Enrique Ochoa, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Graco Ramírez, Jesús Murillo y otros.

         ¿Quién financia aspiraciones inmorales, fascistas y depredadoras como la de Emilio Álvarez Icaza? La respuesta la conocen todos; el sucio negocio de los dizque derechos humanos en México, que ha producido mosntruosidades como el negocio político de la muerte.

         Y si dudan que advertimos del cochinero que se tejía en torno a la renta política de la tragedia de Iguala, en el Itinerario Político del 23 de septiembre de 2015 dijimos que “a nombre de los normalistas muertos se justifica todo lo imaginable: el saqueo, la depredación, la renta política, los votos de muerte y hasta se promueven venganzas personales. El eslogan de Los 43 parece que justifica todo lo injustificable… menos la memoria de los normalistas muertos”.

            Y es que siempre quedó claro que “lo más importante para los vividores de esa causa no es el castigo a los culpables y tampoco la manoseada memoria de los estudiantes, sino el jugoso negocio de la manipulación de la muerte; bandera ensangrentada que da votos, imagen, credibilidad y prestigio a vividores como AMLO, a los radicales de su establo político y a los depredadores de los derechos humanos”.

            Y así como “en 2012 vimos la renta electoral de “la guerra de Calderón”, en 2018 veremos la renta electoral de Los 43”.

            El 30 de septiembre volvimos al tema en La Otra Opinión y en entrevista con el doctor Samuel González Ruiz confirmó las ambiciones delirantes de Álvarez Icaza –entonces titular de la CNDH--, a partir del manoseo de la memoria de “los 43”. El especialista denunció con pelos y señales el conflicto de interés de Álvarez Icaza y el abuso de la tragedia de Iguala, con fines electoreros. Álvarez Icaza respondió –sin pudor alguno--, que podía ser juez y parte, en el caso de Iguala.

            Y concluimos que Álvarez Icaza “es un mexicano con derechos plenos, que puede votar y ser votado y no sería extraño que el titular de la CIDH aspire a 2018 y aproveche el descrédito del caso Iguala para construir su campaña”. El 21 de enero de 2016 volvimos al tema y dijimos “Emilio Álvarez Icaza es parte de los presidenciables mexicanos, por la vía independiente y,  por eso, no buscará la reelección en la secretaría ejecutiva de la CIDH.

            ¿No que no…? El engaño de “Los 43”

            Al tiempo.

 

Tags: