¿”Narcocandidato” de Morena en Jalisco?

La Otra Opinión |
05-10-2017 06:45 PM

Morena ya tiene “coordinador de organización” en el estado de Jalisco. O lo que es lo mismo, ya tiene candidato a la gubernatura de esa entidad en las elecciones de 2018.

Se trata del diputado Carlos Lomelí Bolaños, quien ha sido vinculado con el crimen organizado por lo menos en dos ocasiones distintas.

La primera en 2008, cuando su empresa farmacéutica Lomedic S.A de C.V. ingresó a la lista negra de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por supuestas ligas con el cártel de los hermanos Amezcua.

La segunda ocasión, este 2017, cuando la empresa Servicios Educativos y de Negocios S. de R.L de C.V ingresó en la misma lista. Dicha empresa, de la que Lomelí es socio, es la misma por la que el futbolista Rafael Márquez fue vinculado con el narcotraficante Raúl Flores Hernández, alias “El Tío”.

En ninguno de los casos se ha comprobado la culpabilidad de Lomelí en algún delito. Sin embargo, el tema fue objeto de polémica entre la militancia de Morena en Jalisco, que rechazó la imposición del diputado como “coordinador” y futuro candidato.

Según informó el periódico El Financiero, en días pasados integrantes de Morena en Jalisco denunciaron la violación de los estatutos del partido debido a que la dirigencia envió delegados provisionales del Comité Ejecutivo Nacional para imponer a Lomelí. Por ello, los militantes solicitaron la intervención del Instituto Electoral local.

El favoritismo hacia Lomelí incluso provocó que su rival en la contienda interna, el empresario Enrique Michel --famoso por vestirse de rey en su cumpleaños-- renunciara a Morena.

Pero a pesar de las protestas, la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, dio carpetazo al asunto y ungió a Lomelí como coordinador.

La pregunda es: ¿por qué a pesar de los antecedentes de Lomelí y del rechazo de la militancia AMLO impuso al diputado como candidato en Jalisco?

La respuesta podría ser que la de Lomelí es una candidatura comprada. Si no ahora --que no habría que descartarlo-- si a lo largo de los años.

Lomelí aportó recursos para la campaña de AMLO a la jefatura de gobierno en 2000 y fue recompensado con contratos para sus empresas en la administración del tabasqueño en el GDF. En 2006 financió la primera aventura presidencial de AMLO y el PRD lo hizo candidato al Senado, aunque no llegó a la Cámara. En 2012 volvió a aportar a la campaña del tabasqueño y volvió a obtener una candidatura fallida al Senado.

Fue hasta 2015 que a Lomelí se le hizo llegar al Congreso. Ganó una diputación federal con Movimiento Ciudadano y a las primeras de cambio saltó a Morena, donde será candidato al gobierno de Jalisco en 2018.

 

Tags: