Movimiento Ciudadano le hace la chamba a AMLO y al PRI

La Otra Opinión |
06-12-2017 05:22 PM

El “coordinador nacional” de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, se quitó la máscara.

Propuso que a falta de un método para elegir al candidato del Frente Ciudadano por México, “la candidatura a la presidencia la lleve el PAN, la candidatura a la Ciudad de México la lleve el PRD y la del liderazgo del Senado el doctor Miguel Mancera”. De este modo, respaldó a Ricardo Anaya, y le dio la espalda al jefe de Gobierno, de quién había dicho que “tiene el perfil, la capacidad y los conocimientos conocimientos para ser el candidato”.

Pero no solo eso. Con su propuesta, Delgado también le quitó la máscara al Frente Ciudadano por México.

Al proponer tal acuerdo cupular, dejó claro que el verdadero asunto en el Frente es la repartición de candidaturas y espacios de poder, y que en ese proceso, los ciudadanos no tendrán la más mínima participación.

Además, le puso un”ultimátum” a PAN y PRD para registrar el acuerdo de coalición --a más tardar el próximo viernes--. Y por si fuera poco, todo lo dijo en un “tonito”que molestó al perredismo, al afirmar que “por las condiciones que tiene”, el Sol Azteca no ganaría ni la presidencia ni la jefatura de Gobierno sin el apoyo de una alianza.

Según Dante, el apoyo a la candidatura presidencial de un panista (Ricardo Anaya) lo determina “la racionalidad política”, toda vez que en las elecciones de 2015 y 2016 fue el PAN el que obtuvo los mejores resultados.

Pero la “racionalidad política”también dice que de haberlo querido, un político experimentado como Dante Delgado habría sido más cuidadoso con las formas: no hubiera mandado el mensaje a través de los medios de comunicación, sino que lo hubiera planteado en una mesa de negociación; no hubiera exhibido que el Frente es un acuerdo cupular entre partidos en el que los ciudadanos no tienen voz; y tampoco se hubiera confrontado con el PRD o con Mancera.

Esta no es la primera vez que Movimiento Ciudadano pone en riesgo la viabilidad del Frente.

En Jalisco el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, se negó a competir por la gubernatura en alianza con PAN y PRD. Y lo hizo a sabiendas de que lo único que Movimiento Ciudadano le puede aportar al Frente es su reservorio de votos en Jalisco, por lo cual la ruptura en dicho estado pone en riesgo la permanencia de su partido en la coalición.

¿Habría hecho ese movimiento sin autorización de Dante Delgado?

Al parecer, con sus ultimatums y con la siembra de discordias, MC parece empeñado en reventar el Frente Ciudadano por México. Y de ese modo, le estaría haciendo la chamba tanto a Morena como al PRI.

Y es que con el Frente muerto, la carrera por la presidencia sería únicamente entre José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Los otros normalistas

14-12-2017 06:00 AM
José Contreras