Morena desvía recursos hacia campañas electorales

La Otra Opinión |
21-04-2017 01:18 PM

Más que como un partido político, Morena funciona como un equipo de campaña al servicio de Andrés Manuel López Obrador. Y la prueba está en el manejo mañosos que los legisladores y alcaldes morenistas hacen de los recursos públicos para beneficiar al tabasqueño. Van dos ejemplos.

El primer ejemplo data de una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que este jueves ordenó a la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados realizar una revisión de los recursos públicos empleados por la bancada de Morena para contratar promocionales en radio.

¿El motivo? De acuerdo con el Tribunal, el grupo parlamentario de Morena infringió la legislación electoral a través de la transmisión de dos spots supuestamente destinados al informe de labores de sus diputados, pero que en realidad hacían propaganda partidista.

Y es que de acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, los diputados tienen derecho a contratar espacios en los medios para promocionar su informe de actividades. Sin embargo, los spots de Morena incumplieron con los requisitos a los que debe apegarse ese informe de labores, pues emplearon las piezas publicitarias para difundir mensajes genéricos de su partido.

¿Qué significa esto?

Que en lugar de rendir cuentas sobre sus actividades legislativas --como era su obligación-- los diputados de Morena emplearon recursos del erario público para promocionar al partido y --como efecto colateral-- a su dueño, Andrés Manuel López Obrador. En suma, el dinero destinado al informe legislativo cd los diputados morenistas terminó formando parte de la campaña proselitista de AMLO.

Por lo pronto, la Contraloría de la Cámara de Diputados deberá determinar las sanciones correspondientes para la bancada de Morena. Pero lo hecho, hecho está, pues los spots a los que hace referencia el Tribunal fueron emitidos en octubre de 2016. Es decir que el partido de AMLO se salió con la suya.

El segundo ejemplo de las mañas de Morena se consigna en Itinerario Político de este viernes, donde se detalla la forma en que --durante su periodo como alcaldesa de Texcoco-- Delfina Gómez aplicaba un descuento de 20 por ciento al salario de cada uno de los trabajadores --también pagado con dinero público-- y canalizaba los recursos al Grupo de Acción Política (GAP) de Higinio Martínez y Horacio Duarte.

Esa práctica, que es replicada por el propio Higinio Martínez --actual edil de Texcoco-- y por los delegados de Morena en la capital, data desde los tiempos en que AMLO fue jefe de Gobierno. Gracias a ello, el GAP financia el activismo político de Morena.

 

Tags: