AMLOCALIPSIS: La libertad de expresión en México está en riesgo

La Otra Opinión |
28-02-2017 03:11 PM

El pasado viernes la Casa Blanca de Estados Unidos impidió la entrada a una conferencia de prensa del vocero del gobierno de Donald Trump, Sean Spicer, a ciertos medios de comunicación, entre los que destacan CNN y The New York Times.

Los hechos se presentaron unas horas después de que el presidente norteamericano retomara los ataques en contra de la prensa, en la segunda jornada de la conferencia anual de Acción Política Conservadora.

Para el sábado, Donald Trump informó que no acudiría a la gala anual de corresponsales en la Casa Blanca --en un acto inédito en 36 años--, con lo cual reafirmó su enemistad con determinados medios de comunicación, especialmente con los que son detractores de su mandato.

La noticia la dio luego de que el New York Times publicó un anuncio impreso y audiovisual que indica que “la verdad es dura, es difícil de encontrar y es más importante ahora que nunca”, que además fue transmitido durante la emisión de los premios Óscar de este año.

Vale la pena recordar que John McCain, senador y ex candidato presidencial republicano, dijo en una entrevista para la NBC hace unos días que “los dictadores empiezan reprimiendo a la prensa”, y advirtió que “si se quiere preservar la democracia como la conocemos, se tiene que tener una prensa libre y, muchas veces, adversaria”.

Es así como queda evidencia de que en Estados Unidos la democracia puede tener fecha de caducidad, pues el gobierno se ha propuesto callar de cualquier forma a los medios de comunicación que lo critican. Los más afectados por las acciones de Trump son The New York Times y CNN.

Cabe señalar que éste último medio también fue silenciado en Venezuela, donde Nicolás Maduro expulsó a la cadena de su país y con ello cerró el paso a todas las voces independientes. El argumento del dictador fue que CNN tergiversaba información con tal de derrocar su gobierno.

Acaso por estos motivos, en México la situación es por mucho la mejor, pues aquí prevalece un gobierno receptor de la crítica, que será renovado el próximo año y, con un poco de mala suerte, podría llegar a las manos de López Obrador, quien ya ha dado muestras de querer imponer en nuestro país una administración como la venezolana o la de Donald Trump, en la cual sólo los medios amigables prevalezcan y los detractores perezcan.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Los otros normalistas

14-12-2017 06:00 AM
José Contreras