Meade zarandea a AMLO en Nueva York

La Otra Opinión |
13-09-2017 03:40 PM

El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade --ambos “presidenciables” de cara a 2018-- se midieron esta semana ante inversionistas y empresarios estadounidenses.

El lunes, AMLO se reunió en Nueva York con representantes de JP Morgan y Citigruop --dos de las empresas financieras más importantes del mundo-- para presentar su “proyecto de nación”; mientras que el martes, Meade acudió para hablar sobre las perspectivas de la economía mexicana.

Según destaca el analista Enrique Quintana --en su columna de este miércoles en El Financiero--, Meade salió mejor evaluado que AMLO.

Quintana señala que al reunirse con Meade los inversionistas  “querían calibrar hasta qué punto su eventual candidatura podría representar garantías para el crecimiento de la economía y para el potencial de futuras inversiones”. Y tras la presentación del secretario de Hacienda “ salieron convencidos de que le podrían apostar a México en el mediano plazo”.

En contraste, “con AMLO, querían ver hasta qué punto la perspectiva de un posible triunfo implicaría riesgo para sus cuantiosas inversiones en México. Y salieron con dudas del encuentro”.

Lo anterior lo confirma un reporte elaborado por Citigroup, según el cual los empresarios norteamericanos vieron con preocupación la intención de AMLO --hecha explícita durante la reunión-- de renegociar los contratos en materia energética a fin de que “coincidan con los intereses de la nación” --lo que sea que eso signifique--, así como de modificar el TLCAN y echar abajo el proyecto del Nuevo Aeropuerto.

Y por su fuera poco, consideraron que el plan fiscal del tabasqueño es “poco realista”, pues los números no cuadran con su pretensión de ahorrar 500 mil millones de pesos.

En suma, luego de tener elementos para comparar a ambos políticos, los expertos consideraron a AMLO como un autoritario --que mandaría al diablo uno de los pilares de la economía mexicana, como lo es la Reforma Energética-- y como un populista --que promete imposibles sin un plan concreto--. Mientras que en Meade vieron a un funcionario que expuso --con datos objetivos-- la forma en que la economía mexicana está superando las expectativas de desempeño.

Falta mucho para la elección de 2018, y muchas cosas pueden cambiar. Pero es muy posible que López Obrador y Meade se encuentren en la boleta de 2018. Por eso, lo acontecido esta semana en Nueva York podría ser un adelanto de lo que podríamos ver en las campañas presidenciales: AMLO frente a Meade, debatiendo sobre temas económicos.

¿Quién llevaría las de ganar? En ese terreno, el virtual candidato priista podría darle una zarandeada al de Morena.

Aunque eso sí: Meade no tiene asegurada la candidatura del tricolor. Y una cosa es quién está mejor capacitado para gobernar, mientras que otra muy distinta es quién tiene más experiencia en campañas y posibilidades de ganar una elección.

 

Tags: