“¿Me puedo tomar una foto contigo?”

Francisco Garfias |
08-08-2017 09:04 AM

El PRI va a su Asamblea Nacional en posición de debilidad. El clima es radicalmente opuesto al triunfalismo que reinaba hace seis años.

En 18 estados no son gobierno. La popularidad del partido y del régimen es históricamente baja, de acuerdo con las principales casas encuestadoras.

El reto es monumental: cómo enfrentar, en esas condiciones, los comicios en el 2018.

En juego estará la Presidencia de la República, 128 escaños en la Cámara de Senadores y 500 curules en la Diputados. Nueve gubernaturas. Alcaldías y diputaciones locales: 18 mil cargos en total que despiertan enormes apetitos.

Carlos Iriarte, secretario de Organización del CEN del PRI, nos hizo notar el peso que tendrá, bajo la situación actual, el priismo local en los distintos estados.

En entidades como Chihuahua, Tamaulipas o Veracruz, donde hay serias divisiones que llevaron a perder la gubernatura, los tricolores tendrán que cohesionarse sí o sí.

“Esta vez no tenemos un Enrique Peña Nieto que arrastre las campañas”, sintetizó Carlos Iriarte.

Previo a la Asamblea, los delegados realizarán cinco mesas temáticas en distintas ciudades de la República: Estatutos, donde se abordará el asunto de los candados, será en Campeche.

Otras mesas: Visión de Futuro, en Guadalajara; Rendición de Cuentas y Ética, en Mazatlán; Declaración de Principios, en Saltillo; y Programa de Acción, en Toluca.

  • Se equivocan los que sostienen que eliminar el candado de 10 años de militancia para ser candidato a la Presidencia de la República es pavimentar el camino a José Antonio Meade, secretario de Hacienda.

“No es un traje a la medida de nadie, sino abrir la baraja”, sostiene el propio Iriarte.

El secretario de Organización está convencido de que eliminar candados es un planteamiento inteligente, siempre y cuando los potenciales candidatos suscriban la plataforma del PRI.

La versión de que cada vez son más los militantes que exigen el tiro de gracia al dedazo y que se abra una “consulta a la base” para elegir al abanderado presidencial fue difundida en estos días por diarios y portales nacionales.

Si llegara a caminar esta idea —lo que se ve difícil por los riesgos de división que implica— la elección del candidato se iría hasta enero.

Pero si se elige por convención de delegados (que llevan línea), entonces, habrá candidato presidencial del PRI en noviembre o diciembre.

¿Qué cree usted que le convenga más al PRI?

  • ¿Me puedo tomar una foto contigo? Pidió Rigoberto Salgado, delegado en Tláhuac, a Mariana Moguel. La respuesta de la presidenta del PRI CDMX lo dejó sin saliva: “¡Por supuesto que no!”.

La historia, contada por la propia Mariana. ocurrió el pasado viernes, luego de que el controvertido jefe delegacional de Morena la recibiera en audiencia junto con unos vecinos de esa demarcación.

Mariana y sus aliados le entregaron al truculento delegado un pliego petitorio de 12 puntos en materia de seguridad.

Moguel es integrante de la Comisión de la Asamblea Legislativa que elabora el dictamen de procedencia para dictaminar si hay que destituir a Salgado.

Se le señala por sus supuestos vínculos con El Ojos, el abatido jefe del Cártel de Tláhuac; la contratación de recomendados del delincuente, y enriquecimiento inexplicable que lo llevó a construir su nueva residencia.

  • El titular del periódico Reforma llamó fuertemente la atención de El Peje. Decía que gobernadores del PAN y del PRD respaldan la creación del Frente Amplio Opositor y reconocían la necesidad de un gobierno de coalición rumbo a las elecciones del 2018.

Ilustraban con una fotografía de Javier Corral, Chihuahua; Graco Ramírez, Morelos; y Arturo Núñez, PRD.

La imagen fue tomada en el Congreso de la corriente de Los Galileos, del PRD, que también reunió en la Expo Reforma al panista José Rosas Aispuro; el perredista Silvano Aureoles y el perredista externo Miguel Mancera.

Pero ni son todos los que estaban ni estaban todos los que son.

Faltaban muchos panistas —sólo asistieron dos de doce— incluidos los aliancistas Carlos Joaquín y Miguel Ángel Yunes. No convidaron a Margarita Zavala.

Andrés escribió en Twitter:

Reforma, apoyador de “Nuevo Frente” de la Mafia en contra nuestra. Dice que voy a usar mi dedito en la elección de Morena. No calumnien”.

Le respondió Guadalupe Acosta Naranjo, líder de Los Galileos, “no @lopezobrador. El #FrenteAmplio no es en tu contra. Es a favor del país. Tu peor enemigo eres tú mismo. No necesitas ayuda. Buen día”.

  • Fui invitado a la SEP a atestiguar la asignación de plazas de maestros en la Ciudad de México de manera “correcta, justa y transparente”, donde el mérito se convierte en el único factor que define la vida profesional de los docentes, como hizo notar Eduardo Backhoff, consejero presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México.

No más plazas por herencia, por sumisión al sindicato, por cuatachismo o por influencias de arriba, como ocurría antaño. “Hemos abandonado un sistema injusto, opaco y tortuoso, objeto de arbitrariedades. No había reglas. Sólo contaba el influyentismo y la discrecionalidad”, dijo Aurelio Nuño, secretario de Educación.

Escuché la emotiva narración que hizo la maestra Sarahí Basilio, ganadora de una plaza. Esfuerzo, nerviosismo y hasta miedo que se apoderaron de ella, antes de ser evaluada. Habló de lo orgullosa que se sintió cuando fue informada de que no sólo ganó una de las 902 plazas que fueron asignadas ayer, sino que quedó en segundo lugar.

Así, sí.

 

Tags: