Matrimonio igualitario y adopción homoparental tendrán que esperar en Edomex

La Otra Opinión |
18-05-2017 07:03 PM

Este miércoles, el candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo, realizó un evento de campaña con miembros de uno de los partidos que integran la coalición que él mismo abandera: el Partido Encuentro Social (PES).

Y quizá para agradar a la militancia de la iglesia evangélica convertida en partido --porque ese es el origen del PES-- Del Mazo se definió a sí mismo como un “hombre de fe” que “cree en dios”.

El priista se dijo convencido de que es “el camino de la fe y el camino de Dios es el que nos va a llevar a triunfar”, y aseguró que defenderá los valores de la familia tradicional, pues es este tipo de familia en la que él se crió y en la que está formando a sus hijos.

Y agregó: “Para mí no hay nada más importante que los valores tradicionales que tenemos en la familia; mi condición es formar a familias bajo los valores tradicionales como lo he dicho, y como lo voy a defender el día de mañana como gobernador”.

Sin duda, las convicciones del candidato son muy respetables. Sin embargo, lo que es de llamar la atención es que estas palabras fueron pronunciadas precisamente en el marco del Día Internacional Contra la Homofobia.

Claro está que el discurso de Del Mazo no fue homofóbico, ni mucho menos. Sin embargo, sí puso de manifiesto una brecha ideológica entre el abanderado del tricolor y el jefe máximo de su partido: el presidente --y primo de Del Mazo-- Enrique Peña Nieto.

El año pasado, Peña Nieto envió al Congreso una iniciativa de ley en favor del matrimonio igualitario y la adopción homoparental, es decir, de un tipo de familia distinta a la “tradicional” que defiende Del Mazo, quien ya antes se había pronunciado en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La iniciativa de Peña no contó con el apoyo de los partidos, incluído el PRI, que no la consideró prioritaria.

Y así como a nivel federal la inclusión en materia de adopciones y matrimonio fue enviada “a la congeladora”, parece que lo mismo ocurrirá en el Estado de México, donde ni el puntero, Alfredo del Mazo, ni sus dos principales perseguidoras --Josefina Vázquez Mota y Delfina Gómez-- apoyan el matrimonio igualitario y la adopción homoparental. El único que se ha pronunciado a favor de estos temas en la entidad mexiquense es el perredista Juan Zepeda, quien ha crecido en las encuestas, pero sigue lejos de aspirar a la victoria.

 

Tags: