MANCERA VS AMLO: LA VERDADERA GUERRA

Ricardo Alemán |
12-07-2017 06:00 AM

RICARDO ALEMÁN ALEMÁN

Resulta curioso sino es que de risa loca que los aplaudidores de Andrés Manuel López Obrador sean, al mismo tiempo, los más feroces detractores de Miguel Mancera.

Es de risa que nada cuestionan las campañas ilegales, el dinero negro, el abuso de spots, y la vergonzosa recolección de lo más cuestionable del viejo PRI y que, al mismo tiempo, aparecen como sorprendidos por el activismo que en las últimas semanas inició Miguel Mancera.

Más aún, para nadie es una sorpresa que en los últimos dos años los grupos sociales afines a Morena –de la capital del país-, se han convertido en golpeadores y formidables bloqueadores de todo aquello que haga o deje de hacer el jefe de Gobierno.

Ese activismo de lopistas contra manceristas tiró proyectos como el corredor Chapultepec o la rueda de la fortuna, entre otros, y mantienen en vilo la conclusión de la Línea 7 del Metrobús.

Entre los aplaudidores de AMLO y que, al mismo tiempo, son detractores de Mancera, aparecen líderes sociales, organizaciones vecinales, políticos, legisladores y periodistas. Todos aporrean constantemente al jefe de Gobierno y todo lo que hacen en el gobierno capitalino. Curiosamente, todos elogian el activismo y el engaño de los afanes lopezobradoristas por alcanzar el poder presidencial.

¿Por qué la campaña contra Miguel Mancera? ¿Por qué tal ferocidad contra todo lo que haga el jefe de Gobierno?

Las respuestas las conocen todos. Porque Miguel Mancera y Andrés Manuel López Obrador, protagonizarán la mayor batalla –político-electoral-, conocida en México. Y el escenario ya está a la vista; es la candidatura presidencial para 2018.

¿Por qué la pelea entre la llamada izquierda mexicana? ¿Por qué ese sector social protagonizará la mayor de las batallas de la historia?

Porque los dos polos de esa izquierda tienen posibilidades reales de conseguir la victoria en 2018.

Aquí hemos documentado –desde hace por lo menos dos años-, los afanes presidenciales de Miguel Mancera, el saliente jefe de Gobierno.

Mancera diseñó una potencial candidatura presidencial al margen de los partidos, desde una plataforma ciudadana y con objetivos claros de empujar una coalición en la que tengan lugar todas las corrientes de pensamiento, no solo las de izquierda.

El proyecto de Mancera avanza, y el propio jefe de Gobierno se apuntala como el candidato natural. Esa estratagema se puede convertir en un instrumento ganador.

Y precisamente por eso en el otro extremo, el de AMLO y de Morena, la preocupación es mayúscula.

Y es que el frente opositor que organiza Mancera, puede crecer a un nivel mayor, incluso que Morena.

Y esa es la preocupación de Andrés Manuel López Obrador. Es decir, que desde el PRD y desde la propia izquierda podrían desbancar su proyecto presidencial.

Al tiempo.

 

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

SNA: gran tomadura de pelo

20-07-2017 06:00 AM
José Contreras