AMLOCALIPSIS: ¿Qué tienen en común Chávez, Podemos y AMLO?

La Otra Opinión |
07-03-2017 05:00 PM

Podemos es un partido político surgido en España con una exitosa plataforma política que recuperó las reivindicaciones del 15-M --el movimiento de Los Indignados-- para en tan sólo un par de años convertirse en la tercera fuerza política de la Península Ibérica.

Pero así como Podemos es un ejemplo a seguir en en temas electorales, también es un partido vinculado a prácticas dictatoriales y autoritarias.

Este joven instituto político --surgido apenas en 2014-- hunde sus raíces en el  Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), dirigido por el académico Pablo Iglesias.

Resulta que uno de los clientes más distinguidos del CEPS fue el fallecido dictador venezolano Hugo Chávez, a quien Iglesias asesoró entre 2003 y 2011. Chávez no sólo pagó 3.7 millones de euros por los servicios de Iglesias, sino que también aportó otros seis millones para financiar la creación de un “partido bolivariano” en España.

Es decir que, así como muchas de las atrocidades de la dictadura chavista son consecuencia de la asesoría de Pablo Iglesias, Podemos es un partido construido con recursos provenientes de la dictadura venezolana.

Por ello, no parece casualidad que ya consolidado como partido, Podemos promueve en España prácticas dictatoriales y autoritarias.

En días recientes, la Asociación de Prensa de Madrid (APM) denunció que miembros de Podemos mantienen una “campaña sistematizada de acoso personal y en redes” en contra de periodistas críticos con el partido.

Al más puro estilo chavista, el partido de Iglesias amedrenta y amenaza a comunicadores que emiten opiniones en su contra, o los intentan persuadir de que “les conviene escribir al dictado de Podemos”.

Todo esto viene a cuento porque en México hay políticos que intentan replicar la plataforma electoral de Podemos. Emilio Álvarez Icaza, Pablo Salazar Mendiguchía y Armando Ríos Piter han presentado “movimientos sociales” que intentan replicar la imagen de una alternativa ciudadana a la rancia clase política. Pero en el fondo, estos personajes --que quieren ser presidentes de México-- tienen antecedentes igual de oscuros que los de Pablo Iglesias y su círculo cercano.

A diferencia de Podemos, parece poco probable que los movimientos de Álvarez Icaza, Salazar Mendiguchía o Ríos Piter puedan incursionar con éxito en el panorama electoral de 2018. Pero ello no aleja de México los peligros de las prácticas dictatoriales.

Y es que así como hoy Podemos amedrenta periodistas en España, en su momento Andrés Manuel López Obrador pidió la cabeza de comunicadores que lo criticaban, como Ricardo Alemán o Jorge Fernández Menéndez.

En 2006, cuando muchos daban por hecho la llegada del tabasqueño a Los Pinos, el vocero de AMLO, Federico Arreola, visitó a los dueños de diversos medios para pedirles que despidieran a estos periodistas si no querían enemistarse con el próximo presidente de México.

¿Así o más claro? AMLO lleva un dictador dentro.

 

Para evitar el AMLOCALIPSIS es una sección de La Otra Opinión en la cual quedará constancia del fallo de los gobiernos populistas que pretende emular Andrés Manuel López Obrador si llega al poder en 2018.

De este modo, semana a semana describiremos las atrocidades más increíbles aprobadas por administraciones que llegaron al poder bajo el lema de cambio y terminaron convertidos en una réplica exacta --o peor-- de lo que quisieron erradicar.

El repaso histórico --y de la prensa actual-- abarca países de todo el mundo, porque el populismo no es un mal exclusivo de Latinoamérica ni tampoco exclusivo de los gobiernos de izquierda o del siglo XXI. El objetivo es demostrarle que con López Obrador NO estaríamos mejor y que todavía hay tiempo para no repetir los errores de otros.

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡EL CANDIDATO DESEO!

27-06-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán