Liberación de Padrés junior: ¿Error de la PGR o pacto político?

La Otra Opinión |
09-08-2017 02:30 PM

Guillermo Padrés Dagnino, hijo del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quedó en libertad durante la mañana de este miércoles, luego de pasar 10 meses en prisión.

La de Padrés unior fue una detención inusual. Para sorpresa de todos, fue aprehendido el pasado 10 de noviembre de 2016 mientras acompañaba a su padre a entregarse en las instalaciones del Reclusorio Oriente, luego de una entrevista radiofónica con el periodista Ciro Gómez Leyva.

A las puertas del Reclusorio, Padrés Dagnino fue notificado de la orden de aprehensión en su contra por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal. E instantáneamente fue detenido por elementos de la PGR.

Según se dijo en ese momento, “el junior” había participado en diversas licitaciones ilegales otorgadas por el gobierno de su padre en Sonora a empresas vinculadas con su familia. E incluso se le señalaba como beneficiario de algunas de las cuentas bancarias a donde habría ido a parar dinero desviado del erario público.

Por ello, se presumía que Padrés Dagnino era una de las piezas clave en la red de corrupción y enriquecimiento ilícito que permitió a su Padrés Elías costear un rancho valuado en 360 millones de pesos, con casi 4 mil hectáreas de extensión y una presa construida irregular y explícitamente para alimentar sus praderas.

Pero luego de pasar 10 meses en prisión --primero en el Penal de Almoloya y después en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Cuautla, gracias a una huelga de hambre que hizo su padre para que lo trasladaran a un lugar más cómodo-- el hijo de Padrés quedó en libertad porque la PGR desistió de su acusación.

¿Qué pasó entonces? ¿No que el junior era pieza clave en la red de corrupción presuntamente operada por su parte? ¿Por qué desistió la PGR en su investigación?

Tres son las hipótesis que se pueden esbozar por el momento; y dos de ellas incluyen el supuesto de que la PGR cometió una pifia.

La primera es que a la Procuraduría se le cayó el caso contra Padrés hijo; es decir, que durante la investigación no fue capaz de encontrar pruebas suficientes de su culpabilidad.

La segunda hipótesis apunta a que el error de la PGR no estuvo en la investigación, sino en la detención; es decir, que a Padrés Dagnino sólo se le detuvo por ser hijo de Padrés Elías, sin que realmente hubiera elementos en su contra.

Pero la tercera hipótesis es que la del hijo de Padrés podría ser una liberación pactada con el exgobernador de Sonora. Y allí es donde surgen más preguntas: ¿A cambio de qué? ¿De una confesión de Padrés Elías? ¿De información que el exgobernador pudiera proporcionar sobre su supuesta red de corrupción? ¿O acaso tendrá que ver con algún tipo de acuerdo relacionado con el panorama electoral de 2018?

Por lo pronto, la liberación de Padrés Dagnino ha sorprendido tanto como la entrega de Padrés Elías, misma de la que en su momento, también se especuló que podría haberse dado en el marco de un acuerdo político.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Lo que Peña no cumplirá

13-12-2017 06:00 AM
José Contreras