Legisladores de izquierda se incendian con el gasolinazo

La Otra Opinión |
31-12-2016 06:27 PM

Por su complejidad y por el impacto que puede tener en las finanzas del Estado y de los ciudadanos, la liberalización del precio de las gasolinas que se emprenderá a partir del próximo año es un tema que merece ser tratado con seriedad.

Sin embargo, un día le bastó a la izquierda para caer en la tentación demagógica de sembrar el pánico y envolverse en la bandera de una --aparente-- defensa de los más pobres.

Por ejemplo, el vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano afirmó que en los próximos días la gasolina escaseará porque los distribuidores “la van a esconder” para poder venderla más cara a partir de enero. Además, llamó a la ciudadanía a llenar sus tanques antes de que termine el año y --a manera de protesta--, no comprar combustible en los primeros tres días del año.

¿Acaso no es irresponsable afirmar que los gasolineros están escondiendo el combustible cuando existe un problema de desabasto? ¿No es irresponsable pedir a la gente que compre de forma masiva cuando las compras de pánico son una de las causas del desabasto? ¿Es una solución al alza en los precios de la gasolina enviar a los consumidores un mensaje incendiario?

Otro perredista que trató de sacar provecho de la coyuntura fue el diputado Alejandro Ojeda, quien acusó al gobierno de querer depredar la economía de los mexicanos a través del alza indiscriminada del precio de la gasolina y de un desabasto ficticio. Además, amenazó con que el PRD convocará a manifestaciones en caso de que no se baje el precio del combustible.

En este caso, Ojeda en primer lugar fue omiso al decir que el alza del precio de la gasolina es indiscriminado, pues la modificación de los costos obedece tanto a parámetros internacionales como a los insumos que es necesario invertir para producir el combustible. Y en segundo lugar, fue incongruente al convocar a movilizaciones para revertir medidas que el PRD no pudo --o no intentó-- revertir en el Congreso.

Por otro lado, el que de plano se inventó una teoría de la conspiración fue el senador de Morena, Mario Delgado, quien afirmó que el alza en los precios del combustible sólo es una estrategia para atraer inversionistas extranjeros al mercado de la gasolina en México.

Con estas declaraciones incendiarias, Zambrano, Ojeda y Delgado lo único que ganan es echarle leña al fuego de la inconformidad ciudadana, buscando hacer explotar al gobierno en turno en combinación con la coyuntura del gasolinazo.

Pero, ¿Acaso propuso alguno de estos legisladores una solución para no afectar el bolsillo de los ciudadanos por los que dicen preocuparse?

Al parecer, en política es más lucrativa la industria de desprestigiar a los rivales políticos que la de construir soluciones que de verdad mejoren las condiciones de vida de la población.

Y es que se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con medidas como la liberalización de la gasolina, pero la más mínima ética indica que en el segundo supuesto --el del desacuerdo-- se debe ser prudente y proponer soluciones en lugar de sembrar pánico, verdades a medias e incertidumbre.

¿Algún día veremos a estos legisladores y a sus aportando ideas? ¿O perpetuarán su carrera política colgándose de coyunturas desfavorables para el gobierno en turno?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Delfina, clavadísima

28-04-2017 07:00 AM
José Contreras