¿La legión de idiotas manda en redes sociales?

La Otra Opinión |
13-03-2017 01:11 PM

Contrario a lo que algunos piensan, la democracia no es “la dictadura de las mayorías”. Por el contrario, la democracia es la construcción del consenso, la libertad de expresión y el respeto a los derechos de las minorías.

Lo anterior viene a cuento porque las redes sociales --que son considerados por algunos como la panacea de la democracia y la participación ciudadana-- han sido utilizadas recientemente como un foro de expresiones antidemocráticas, intolerantes y de acoso a personas con una opinión minoritaria.

Por un lado, vale decir que en muchos casos esta intolerancia en redes es promovida por quienes dicen ser líderes partidarios de la democracia.

En el Itinerario Político de este 10 de marzo se consigna el caso de Pablo Iglesias y el Partido Podemos, que es acusado por la prensa española de “amenazar y amedrentar” a periodistas críticos con su accionar, e incluso emprender “una campaña sistematizada de acoso personal y en redes” en su contra. El partido difunde mensajes intimidantes o que intentan desacreditar el trabajo de los periodistas para que sea replicado en forma masiva por sus seguidores en redes.

Más aún; en el texto se menciona cómo estas prácticas son replicadas en Estados Unidos por el presidente del país insignia de la democracia, Donald Trump; y en México por el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Pero estos no son los únicos casos.

En su columna de este viernes, Héctor Aguilar Camín denuncia el caso de Héctor de Mauleón, quien como respuesta a sus ejercicios documentados de investigación periodística recibe mensajes diciéndole que “ande con cuidado porque en México los periodistas se mueren”, o que “El Patrón ya ordenó disparar” contra él.

Pero la prensa no está libre de pecado.

En su columna del pasado 9 de marzo --titulada “Menos indignación, más periodismo”-- Pascal Beltrán del Río retoma el caso del profesor de la Preparatoria 10 de Zapop, quien fue bautizado en redes como #LordPrepa10 a causa de un vídeo manipulado para hacerlo lucir como misógino.

El maestro Ramón Bernal Urrea fue linchado por la prensa y las redes, que no se tomaron el tiempo para corroborar que los hechos hubieran ocurrido como se denunciaban. Al final resultó que el profesor sólo trataba de ejemplificar una situación de violencia para concientizar sobre la vulnerabilidad de las mujeres.

Por supuesto, la intolerancia en redes no sólo es promovida por líderes políticos o líderes de opinión, sino por los mismos usuarios. Al respecto, resulta ilustrador el caso del periodista Carlos Mota, quien en su columna titulada “Feminismo intolerante” --publicada el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer-- detalla cómo fue calificado como “imbécil” sólo por preguntar a los usuarios de redes si consideraban que las mujeres deberían vestirse con falda, pantalón o vestido.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Los otros normalistas

14-12-2017 06:00 AM
José Contreras