Las encuestas secretas de AMLO

La Otra Opinión |
06-11-2017 05:06 PM

Son cada vez más los militantes de Morena que --al no haber sido favorecidos por el “dedazo” de Andrés Manuel López Obrador-- exigen que se transparente la información sobre las encuestas utilizadas para designar “coordinadores de organización”, es decir, candidatos a puestos de elección popular en 2018.

Pero si los inconformes de Morena hubieran echado un vistazo por la ventana a la memoria antes de participar en las contiendas internas de Morena, sabrían que le piden peras al olmo.

Desde hace años, Andrés Manuel López Obrador ha hecho de las encuestas su pantalla para ocultar “dedazos”, imposiciones o candidaturas acordadas por debajo de la mesa. De hecho, fue gracias a una encuesta de ese tipo como AMLO consiguió su segunda candidatura presidencial.

Hace seis años, el 1 de noviembre de 2011, López Obrador y Marcelo Ebrard anunciaron que se medirían en una encuesta, y el ganador se quedaría con la candidatura presidencial del PRD en 2012.

El método, según informaron, fue el siguiente: López Obrador y Ebrard seleccionaron cada uno a una casa encuestadora de su confianza --el tabasqueño optó por Covarrubias y Asociados, mientras que el entonces jefe de Gobierno por Nodo Investigación+Estrategia--. Y cada encuestadora aplicó a tres mil personas distintas un mismo cuestionario compuesto por seis preguntas, de modo que en total se tuvieron seis mil entrevistas.

Dos semanas después, se anunció el triunfo de AMLO, quien --supuestamente-- se impuso en tres de cinco --ya no seis-- de las preguntas que componían la encuesta.

Sin embargo, nunca se dieron a conocer a cabalidad los datos de las encuesta. No se supo, por ejemplo, con qué aspirantes de otros partidos se contrastó la popularidad de AMLO y Ebrard, ni qué lugar en las preferencias ocupaban uno u otro con respecto al puntero, Enrique Peña Nieto del PRI.

La opacidad fue tal que incluso uno de los periodistas favoritos de AMLO, el director de SDPNoticias, Federico Arreola, escribió: “¿Acaso debo entender que eso significa que AMLO ganó 3-2? Por favor, si no es futbol. Así no se hacen las encuestas”. Y además, instó a ambas partes a transparentar la información, cosa que jamás ocurrió.

Al final, Marcelo Ebrard aceptó su derrota, y los pormenores de aquella encuesta se mantuvieron bajo reserva.

¿Y qué pasa seis años después?

Ya como líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador no echa mano de encuestadoras externas para ocultar dedazos e imposiciones. Para ello, cuenta con un “comité de encuestas” que maneja con la misma secrecía.

Apenas la semana pasada, el periódico El Financiero dio a conocer una minuta de la “Comisión de Transparencia” de Morena, en la cual se determina reservar durante cinco años los nombres de los integrantes del “Comité de Encuestas” del partido. Es decir, será un misterio quién diseña los cuestionarios, quién los aplica, quién se encarga de seleccionar la muestra y bajo qué criterios.

Algunas cosas nunca cambian.

 

La falsa izquierda y la izquierda con la derecha

Lo que sí va a cambiar respecto a 2018 son las alianzas entre las fuerzas políticas. Hace seis años, un 3 de noviembre de 2011, la Comisión Política del PRD aporbó que el Sol Azteca compitiera en coalición total con PT y Movimiento Ciudadano en las elecciones de 2012.

Ahora, en 2018, PRD y MC volverán y competir juntos, pero de la mano del PAN, partido de derecha, mientras que el otro partido de aquel tridente, el PT, será el único aliado de quien fuera el abanderado de la coalición en 2012, Andrés Manuel López Obrador  y su negocio familiar, Morena.

Entonces tenemos, por un lado, a la izquierda que se alía con la derecha. Y por otro lado, a la falsa izquierda.

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

PEÑA, EL IDIOTA

17-11-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

Ayala destapa a Meade

17-11-2017 06:00 AM
José Contreras