Las contradicciones de Delfina Gómez

La Otra Opinión |
12-05-2017 06:40 PM

La candidata de Morena al gobierno del Estado de México, Delfina Gómez, es quizá la menos preparada para ganar la contienda.

¿La razón? Su campaña ha sido un desastre lleno de tropiezos, los cuales consisten, principalmente en contradicciones que revelan una forma de hablar muy distinta a la manera de actuar.

Nos referimos a que la abanderada de Morena promete el cielo, el mar y las estrellas, pero sus acciones indican que no cumplirá ninguna de esas promesas. Si no nos cree, a continuación le enlistamos las contradicciones en las que Delfina Gómez ha caído en este último mes:

“Ya basta de que abusen de nuestra confianza, los recursos que se dilapidan pueden utilizarse para ampliar los programas sociales”, señaló el 6 de abril en Tecamac.

Sin embargo ella desvió 100 mil pesos quincenales, durante su gestión en Texcoco, de las pensiones alimenticias de 50 mujeres.

El 8 de abril la maestra Delfina prometió en la colonia La Laguna de Chiconautla que de llegar al gobierno mexiquense bajaría los sueldos de los funcionarios de su administración y aseguró que utilizaría el recurso para crear 40 universidades en la entidad.

Al respecto valdría la pena preguntarle si esa disminución de sueldo no será desviada a las cuentas de Morena, tal como ocurrió cuando era alcaldesa y descontó a los empleados del municipio de Texcoco el 10 por ciento de su sueldo. Por lo que sabemos el recurso recaudado fue a parar a manos del líder del Grupo de Acción Política, Higinio Martínez.

El 19 de abril prometió en la colonia La Cañada que daría apoyo económico a los jóvenes desertores, el cual consistiría en una suma de 2 mil 400 pesos mensuales. El objetivo, señaló, era que retomaran sus estudios.

Sorprende su repentina preocupación por la educación, y es que mientras fue directora del Centro Escolar Nezahualcóyotl los alumnos en lugar de mejorar sus promedios fueron bajando de nivel, de acuerdo con los resultados de las pruebas ENLACE.

Estos son sólo unos ejemplos de las contradicciones de la candidata Delfina Gómez, quien durante su administración en Texcoco abusó de su poder pero hoy quiere llegar al gobierno mexiquense con un cuento de humildad y honestidad. La pregunta es, ¿quién le cree?

 

Tags: