Las 3 verdaderas razones por las que enoja el “gasolinazo”

La Otra Opinión |
09-01-2017 06:40 PM

El alza en los precios de la gasolina es una medida que --en mayor y menor grado-- nos afecta a todos los mexicanos; sin embargo, debemos entender que fue un ajuste necesario para la economía del país, que la determinación no nació de la cabeza del presidente Enrique Peña Nieto y que hay muchos interesados en malinformar a la ciudadanía y provocar su --justificado hasta cierto punto-- enojo.

Y es que es razonable que la mayoría de la sociedad haya dado el grito en el cielo cuando se enteró de la liberalización de precios en los combustibles, sobre todo porque muchos vieron afectados sus bolsillos en un corto plazo; sin embargo, el gasolinazo fue sólo la gota que derramó el vaso.

Es decir que la medida y sus consecuencias --marchas, saqueos y vandalismo-- fueron el producto de la desinformación aunada a la impaciencia de la gente y al oportunismo.

Tan sólo unas semanas antes de que el presidente diera la amarga noticia de que subirían los precios de la gasolina, nos enteramos de que los diputados se iban de vacaciones decembrinas con un bono navideño superior a los 400 mil pesos, mientras muchos mexicanos no recibieron ni la centésima parte de esa cantidad.

Antes de ese momento, la fuga de Javier Duarte fue noticia a nivel nacional, pues el hombre saqueó los recursos del estado de Veracruz a manos llenas, luego anunció que se separaría de su cargo como mandatario y acto seguido desapareció del mapa.

El caso dejó en evidencia la debilidad de las autoridades para dar con el paradero de Duarte, pero también puso al descubierto una red de impunidad y corrupción que se extiende no sólo en Veracruz, sino en otras entidades, como Quintana Roo, Chihuahua y Colima.

Pero eso no es todo. En Oaxaca, se dio a conocer que a los maestros que participaron en manifestaciones y dejaron a millones de estudiantes sin clases --durante varios meses-- recibieron las prestaciones navideñas, que incluyen aguinaldo, aun cuando no se presentaron a trabajar en mucho tiempo.

Sin lugar a dudas, el gasolinazo nos afecta a corto plazo, pero se espera que en algunos meses empiece a tener efectos positivos sobre los mexicanos, por ello, sin temor a equivocarnos podemos precisar que la gente --sin saberlo-- no marcha contra la medida, sino que se manifiesta en contra de la corrupción, la impunidad el despilfarro que caracteriza a muchos políticos, funcionarios y servidores públicos.

Por eso, lo ideal sería que los inconformes se informaran y conocieran a fondo la causa de su malestar, de su indignación y de su protesta; y no sólo se dejaran manipular por los grupos de la izquierda radical que sólo buscan sacar la raja política de todo el asunto.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Lo que Peña no cumplirá

13-12-2017 06:00 AM
José Contreras