La trampa del #YoSoy132 cinco años después

La Otra Opinión |
12-05-2017 05:50 PM

El jueves se cumplieron cinco años de la creación del movimiento #YoSoy132, que el 11 de mayo de 2012 increpó al entonces candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, en la Universidad Iberoamericana.

En ese momento revelamos en el Itinerario Político que la mano que mecía esa cuna pertenecía a Denise Dresser y Epigmenio Ibarra, quienes utilizaron a los estudiantes para tirar la campaña electoral del PRI y favorecer a Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, esa historia ya la conocemos y lo que nos interesa saber ahora es lo qué pasó con los líderes juveniles que hace cinco años se proclamaron antisistémicos.

En realidad no hay que darle muchas vueltas al asunto, pues sabemos que varios terminaron sirviendo al “sistema corrupto que criticaron” y hoy trabajan para diputados de diferentes partidos, mientras que otros lograron colarse a Televisa, como Antonio Attolini.

Por su parte, Ana Rolón, que fue la encargada de producir el vídeo de los 131 estudiantes de la Ibero es dueña de una agencia de publicidad y comunicación que trabaja para Organizaciones No Gubernamentales que entre otras cosas, defienden los Derechos Humanos.

Fernando Rueda, que en 2012 se encontraba en el último semestre de la Facultad de Derecho y movilizó a los alumnos de la UNAM, ahora labora en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Estos son sólo algunos de los nombres de los que fueron líderes del movimiento que a base de engaños pretendió cambiar el rumbo de las elecciones presidenciales de 2018.

Faltan 14 meses para las siguientes votaciones federales y por tercera vez participará López Obrador, quien en 2006 enfocó su campaña en la crítica y la denuncia como bandera de cambio. Para el 2012 acudió al hartazgo de la juventud y a través de estudiantes intentó ganar la silla presidencial.

En 2018 no sabemos qué estrategia va a utilizar, pero de entrada estamos seguros de que continuará con el rancio discurso de la mafia del poder y el complot.

Al respecto valdría la pena señalar que con el paso de los años la ambición de López fue creciendo, por lo tanto no nos sorprenderá ver cualquier artimaña puesta en marcha con tal de ganar el poder.

 

Tags: