La prensa militante y su incongruencia ante el “dedazo”

La Otra Opinión |
07-08-2017 12:31 PM

La prensa militante de la izquierda impulsa la idea de que se esperan desencuentros de cara a la próxima Asamblea Nacional del PRI y sus simpatizantes, en la que se definirán “las reglas del juego” para definir al contendiente rumbo a las elecciones presidenciales del 2018.

Dicen que los llamados “priistas rebeldes” y el grupo cercano al presidente Enrique Peña Nieto serán probablemente protagonistas de un gran debate el próximo 12 de agosto. Aunado a los militantes “revolucionarios” del tricolor, se suman las voces de otros partidos políticos y de la prensa militante en contra de “dedazo”.

De manera hipócrita, los “priistas rebeldes” satanizan una de las ideas más reconocidas e innovadoras del PRI, el famoso “dedazo”, quien presumen, es sinónimo de “falta de democracia”. Se olvidan de que el dedo, al que nunca antes criticaron,  los hizo llegar a las privilegiadas posiciones que en el pasado reciente tuvieron.

Estos “críticos” parecen ir de la mano de la prensa militante, esa que apoya de manera incondicional al líder nacional y dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, esa prensa que no quiere ver que la práctica del dedazo es plural, pues a ella recurre el resto de los partidos.

En una nota de ayer,  Proceso, la eterna publicación defensora de López Obrador, lanza una crítica hacia la Asamblea Nacional del PRI y a su elección del próximo candidato presidencial.

Aunque ya atajaron dificultades al decidir que no se quitará el candado de 10 años de militancia para ser candidato a legislador, edil o presidente de la República, la amenaza del "dedazo presidencial” y el suspenso que ocasiona el destape del elegido, para mediados de septiembre, tiene confrontados a los dirigentes del partido”.

Pero ni este medio ni La Jornada, el diario incondicional de López Obrador, destacan que, en su más reciente Consejo Nacional, Morena y su dueño decidieron que las candidaturas a puestos de elección popular fueran procesadas mediante “consenso”, que fue una forma de disfrazar el dedazo de un solo hombre: Andrés Manuel López Obrador.

El PRI inventó el dedazo, pero al paso del tiempo la práctica fue imitada por todos los partidos. Para no ir muy lejos, las dirigencias del PAN y del PRD eligieron con el dedo a Josefina Vázquez Mota y a Juan Zepeda, respectivamente, como candidatos al gobierno del estado de México.

Y Andrés Manuel López Obrador designó candidata al mismo cargo a Delfina Gómez.

Pero la prensa militante, ciega al fin, no ve o no quiere ver la realidad y prefiere seguir con sus eternas fijaciones.

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡LOCOS DE PODER…!

15-12-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

AMLO amnistió al PES

15-12-2017 06:00 AM
José Contreras