La Joya, un municipio destinado al olvido

La Otra Opinión |
28-12-2016 02:53 PM

 

El libro Las Ciudades Invisibles es obra Ítalo Calvino, en el cual se describen varias ciudades fantásticas que en su momento visitó el viajero Marco Polo.

Dichos lugares son mera ficción y están clasificados de acuerdo a diversas temáticas: las ciudades continuas, las ciudades escondidas, las ciudades y la memoria, entre otras...

Es así como en el apartado de la memoria descubrimos a la ciudad de Maurilia, una metrópoli orgullosa de serlo a la vez que sus habitantes viven con la nostalgia de haber sido un pueblo antes.

Por ello, en las postales de Maurilia se aprecia la ciudad con un quiosco, en lugar de un puente; un mercado en lugar de la estación de camiones; y a dos muchachas alegres en lugar de una fábrica de explosivos.

De esta forma, se nos revela que con el crecimiento de la metrópoli, también llegó la decadencia estética, y por lo tanto anímica de sus pobladores.

Resulta curioso cómo en realidad las ciudades son el producto de una industrialización que arrasa con la belleza simple, pero que también atrae inversión, recursos y demás supuestas mejoras.

Muestra de ello, aunque en otro nivel, es el municipio de La Joya, ubicado en San Luis Potosí, donde los pobladores aprovecharon el momento de fama de la quinceañera Rubí para atraer visitantes y hacer, como dicen coloquialmente, su agosto.

Es así como por casi un mes, La Joya se volvió la réplica de una pequeña urbe y dejó de ser un pueblo olvidado por todos.

Sin embargo, después de la famosa fiesta de Rubí, el municipio volvió a la normalidad pero con la diferencia de que ahora es un basurero.

En el libro de Ítalo Calvino, Las Ciudades Invisibles, cuando se habla de Maurilia, el narrador señala que a veces ciudades diferentes suceden sobre el mismo suelo y bajo el mismo nombre que nacen y mueren sin haberse conocido.

En el caso de la vida real parece cumplirse la consigna, pues hay un antes y un despúes en La Joya marcado por una fiesta de XV años. De este modo, murió un pueblo desconocido, nació uno famoso y atractivo, y resurgió uno nuevo que también será olvidado, ¿o no?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Se vende Tucán

25-07-2017 06:00 AM
José Contreras