La influencia de Maduro en Morena

Rubén Cortés |
08-09-2017 10:03 AM

La novedad de la más reciente desbandada del PRD a Morena es la notabilísima inyección de las ideas de Nicolás Maduro, que llegaron a dar más fuerza aún al chavismo que impera en el partido de AMLO y sus tres hijos adultos, con Yeidckol Polevnsky como oficial de todo y maestra de nada.

René Bejarano acaba de participar, junto con Polevnsky, en la internacional bolivariana de Managua, donde ambos apoyaron a mano alzada y a voz en cuello la disolución del Congreso dominado por la oposición en Venezuela, y el asesinato de más de un centenar de opositores por orden de Maduro.

Y antes, Dolores Padierna advirtió que “vamos hacia una nueva etapa de este proyecto bolivariano en Venezuela, hacia un estadio superior de este proyecto que ha sido exitoso en Venezuela, Ecuador, Argentina, Brasil, Bolivia, y lo queremos también para México”.

¿Víctor Hugo Romo? No: el exdelegado en Miguel Hidalgo es un peso mosca en esa liga. Lo más seguro es que no sepa dónde queda Venezuela. Sólo se fue a Morena para usarla como escudo ante un proceso judicial por daño moral que perdió y de acusaciones de desvíos de fondos federales.

Pero Polevnsky, por ejemplo, asegura que “Maduro sigue apostando por el diálogo en Venezuela ante intentos golpistas”, que “Maduro ha sido un presidente leal a los principios chavistas” y que “El gobierno de Venezuela es un ejemplo para nuestra vida”.

Ojo, pues lo anterior lo dice la tutora política del segundo de AMLO y heredero de Morena, “Andy”. Aunque hay amor en otros de los tránsfugas, como Aleida Alavez: “Venezuela es ejemplo para combatir la pobreza, hay que asumir un modelo chavista encabezado por López Obrador”.

Sin embargo, es indispensable saber qué defienden quienes defienden a Nicolás Maduro, porque Nicolás Maduro desmanteló la democracia en Venezuela con una votación amañada de acarreados y matando a 15 personas, en una jornada que llamó “electoral”, el 30 de julio.

Desde mayo pasado, Maduro masacró a sus opositores e impuso una Constituyente con 545 candidatos miembros de su partido, aliados o simpatizantes (prohibiendo el registro de candidatos opositores), que lo ungirán a él como presidente sin contar con los ciudadanos

¿Y Chávez? Pues inició la dictadura en Venezuela con un populismo como el de AMLO, dividiendo a los venezolanos entre el “pueblo”, que eran sus seguidores, y los “oligarcas”, que eran sus opositores. Algo similar a obradorista “pueblo” y “mafia del poder”.

Eso quieren los maduristas de Morena para México: controles a la prensa y la economía, expropiaciones de empresas privadas nacionales y extranjeras y la confiscación de pequeños negocios y granjas de campesinos. Es lo que hizo Maduro allá.

Y ellos quieren aquí.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras