La honestidad de Margarita Zavala, a prueba con su 3 de 3

La Otra Opinión |
20-12-2016 04:17 PM

Cuando surgió, la declaración 3 de 3 fue aplaudida por casi todos los partidos y considerada un paso adelante en el fomento de la transparencia y la rendición de cuentas. Luego, fue utilizada por muchos políticos para retar a sus adversarios a demostrar su honestidad. Después, a algunos --como a Ricardo Anaya-- les salió el tiro por la culata cuando se revelaron inconsistencias en sus declaraciones. De modo que al final algunos de sus defensores se convirtieron en críticos argumentando deficiencias en el formato --como lo hizo el líder panista--.

Lo cierto es que para bien o para mal, la declaración 3 de 3 terminó por convertirse en parte del discurso político en México, por lo que era cosa de tiempo para que también la presentara la señora Margarita Zavala, aspitante a la candidatura presidencial del PAN.

Este lunes, la exprimera dama presentó su declaración 3 de 3, en la que detalla que tiene un ingreso anual de 868 mil 287 pesos, de los cuales 765 mil 287 pesos son obtenidos por concepto de actividad financiera, mientas que el resto por el rubro de servicios profesionales.

Zavala también detalló poseer cinco cuentas bancarias y tres terrenos, además de obras de arte con un valor de 120 mil pesos, joyas valuadas en 191 mil pesos, un menaje de casa de 400 mil pesos y otros bienes inmuebles con valor de 45 mil pesos.

Además, cabe destacar que la panista incluyó la declaración patrimonial, fiscal y de intereses de su esposo, el expresidente Felipe Calderón, cuyos ingresos anuales ascienden a 8.2 millones de pesos.

Así, en los días por venir la declaración 3 de 3 de Margarita Zavala y de Felipe Calderón será escrutada por la prensa, por la opinión pública y --sobre todo-- por políticos interesados en frenar las aspiraciones presidenciales de la exprimera dama.

Ya en una ocasión, Zavala se mostró capaz de resistir los cuestionamientos de sus detractores acerca del patrimonio de los Calderón. El pasado mes de agosto el diputado del PRI, César Camacho, afirmó que Zavala "no tiene las manos limpias" y que se las ensucio en el sexenio de Calderón. Además, dijo que la fortuna de la expareja presidencial había crecido iregularmente mientras Calderón gobernaba.

En aquella ocasión, Zavala salió bien librada al publicar en un diario de circulación nacional una columna en las que resaltaba los logros de los gobiernos panistas en materia de transparencia. Además, invitó al público a revisar la declaración patrimonial de su esposo.

Ahora, Zavala presenta su propia declaración. Y conforme se acerca 2018, cada vez más ojos se situarán sobre el patrimonio y el origen de la riqueza de la expareja presidencial, por lo que la panista deberá demostrar su honestidad y que la imagen que se ha forjado en años recientes es capaz de resistir cuestionamientos.

Entonces, ¿Podrá la señora Zavala consolidar su imagen de política honesta y diferente? ¿O le pasará como a otros que en lugar de mostrar honestidad terminan por “quemarse” con declaraciones patrimoniales inconsistentes?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Se vende Tucán

25-07-2017 06:00 AM
José Contreras