La CNTE: oligarquía y autoritarismo

La Otra Opinión |
31-10-2016 03:36 PM

Por si a alguien le quedaba alguna duda, la CNTE se encarga de confirmar que su lucha en contra de la Reforma Educativa nada tiene que ver con la calidad de la educación, la gratuidad de la misma, ni la vulneración de sus derechos laborales..

Lo que a la Coordinadora quiere es seguir lucrando con el sistema educativo y mantener los privilegios que, hasta antes de la Reforma, les permitían funcionar como una oligarquía que controlaba de forma autoritaria la asignación de plazas  para docentes. Así lo dejó ver este domingo en la sesión de la Asamblea Estatal permanente de la sección 22, en Oaxaca..

De acuerdo con información de El Financiero, la sección 22 de la CNTE hizo pública —como si se tratara de una cacería de brujas— una lista de los maestros que participaron en la evaluación docente o colaboraron con las autoridades educativas, a quienes calificó como “traidores” y “oportunistas”, denunciando su “falta de decisión política y congruencia” en el proceso de” resistencia”.

Entre los acuerdos alcanzados en la asamblea, destaca un llamado para que sus agremiados no acepten en sus escuelas a más de 20 maestros que presentaron la evaluación docente y fueron promovidos como directores. Además, la CNTE también se pronunció en contra de diversos profesores y supervisores que colaboran con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO). De estos, denuncia que ayudaron a expulsar maestros y “manipularon” a los padres de familia y a los pobladores, “violentando los derechos” de sus compañeros.

Pero, ¿Por qué se opone la CNTE a que los maestros sean promovidos al puesto de directores a través de la evaluación docente? ¿Por qué está en contra de quienes colaboran con las autoridades y coadyuvan a la implementación de las leyes emanadas de la Reforma Educativa?

Para muchos, la respuesta es obvia: al oponerse a la Reforma Educativa, la Coordinadora está en contra de un modelo que promueve la asignación de plazas y ascensos a partir de los méritos y le arrebata ese poder de decisión a los líderes sindicales. Antes de la Reforma Educativa, la CNTE controlaba a voluntad y cuan oligarquía el reparto de plazas y ascensos entre sus agremiados, sin preocuparse por los méritos o la preparación. Con la Reforma, sólo obtienen plazas y ascensos los maestros mejor evaluados y con más méritos.

Asimismo, la CNTE se confirma como autoritaria pues es incapaz de respetar la decisión de quienes no simpatizan con su lucha y deciden evaluarse y prepararse para ascender y mejorar como trabajadores de la educación. Más aún, los persigue y los sabotea.

¿Cómo podría estar a favor de la calidad de la educación una organización que está en contra de un sistema que garantice la preparación de los docentes y pretende sabotear a quienes buscan ascender por méritos propios?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

La Señora de las Ligas

25-04-2017 06:30 AM
La Otra Opinión