Huachicol: la herencia de Moreno Valle

José Contreras |
15-05-2017 07:00 AM

El ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, es responsable, al menos por omisión, del florecimiento de la industria clandestina del robo de combustible en el Triángulo Dorado.

La violencia que se ha desatado en las últimas semanas, que incluye el enfrentamiento de Palmarito, la volcadura de un camión militar en Palmar de Bravo y el asesinato de tres agentes de la Policía Ministerial de Puebla, es parte de la herencia del ex gobernador.

Durante el sexenio de Mario Marín, --anterior al de Moreno Valle-- el robo de combustible se concentraba fundamentalmente en el municipio de San Martín Texmelucan, aunque se empezaban a registrar algunas tomas clandestinas en otros municipios.

Cuando Moreno Valle llegó a la gubernatura, esta actividad ilícita empezó a crecer en forma exponencial, al grado de que al término de su mandato, las bandas de huachicoleros ya se habían apoderado de 24 municipios, entre ellos los de Palmar de Bravo, Quecholac, Tepeaca, Tecamachalco, Acatzingo, Atzizintla, Felipe Ángeles, Ciudad Serdán y Acajete.

De acuerdo con datos de Pemex, hasta enero de este año se habían detectado mil 473 tomas clandestinas en Puebla, lo que representaba el 23 por ciento del total de tomas encontradas a nivel nacional.

En el transcurso del sexenio de Moreno Valle hubo varias señales de alerta en el sentido de que el robo de combustible crecía y de que funcionarios la administración estatal estaban involucrados en esta actividad.

El 2 de marzo del 2016, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión pidió a la PGR que agilizara las investigaciones sobre robo de combustible y que promoviera la sanción correspondiente “a los funcionarios estatales implicados”.

En la propuesta de punto de acuerdo, presentada por el PRI, se establece. “Durante la administración de Rafael Moreno Valle el robo de combustible se ha incrementado de manera exponencial; las tomas clandestinas en el estado se incrementaron en casi mil 600 por ciento al pasar de 49 tomas clandestinas en 2010 a 825 para el cierre de 2015”.

El documento también hace alusión a la detención, el 14 de julio del 2015, del jefe de la Policía Estatal de Puebla, Marco Antonio Estrada López, y del jefe del Grupo de Operaciones Especiales, Tomás Méndez Lozano, por estar involucrados con las bandas de huachicoleros.

El tema ya había llegado antes al Palacio Legislativo de San Lázaro, en donde el 23 de julio del 2015, diputados poblanos Carlos Sánchez Romero y Filiberto Guevara, del PRI, denunciaron que el robo de combustible en Puebla transcurre “frente a los ojos del gobernador Rafael Moreno Valle, sin que éste haya hecho algo para solucionarlo”.

Moreno Valle está metido en plena autopromoción política con recursos cuyo origen es incierto, mientras un sector de quienes fueron sus gobernados viven como rehenes por la herencia que el ex gobernador les dejó.

OFF THE RECORD

**TIRÓ LA TOALLA

El Joven Maravilla aventó la toalla en el estado de México.

No se explica de otra manera el hecho de que el pasado martes, el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, haya preferido ir a ver a su familia a Estados Unidos que acompañar a la candidata de su partido, Josefina Vázquez Mota, al segundo debate.

Si ya no le va a echar ganas a la Madre de todas las elecciones, que por lo menos le avise a Josefina.

**GRACO, EN LA MIRA

La bancada del PRI en el Senado tiene la mira puesta en el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, a quien acusa de desviar dos mil 300 millones de pesos del erario.

Los senadores priistas consideraron que la administración de Graco ha estado caracterizada “por la inseguridad, derivada del constante incremento de la incidencia delictiva, actualización de múltiples casos de violación a los derechos humanos de la población, inadecuada conducción de distintos servidores públicos y opacidad en el uso, destino y ejercicio de los recursos públicos”.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: