Helipuerto: después del niño ahogado...

José Contreras |
04-10-2017 06:00 AM

El pasado lunes, las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México anunciaron que será demolido el helipuerto que fue construido de manera ilegal en el edificio ubicado en Nuevo León 238 de la colonia Condesa.

Qué bueno que lo hagan. Que malo que hayan decidido hacerlo hasta que el sismo del pasado 19 de septiembre demostró el riesgo que representaba para los vecinos esa obra irregular.

Las denuncias de los vecinos organizados de la colonias Hipódromo y Condesa sobre la construcción de un helipuerto en una zona en donde no estaba permitido empezaron desde el año pasado, pero fueron subestimadas por las autoridades.

La presión de los vecinos y de algunos medios de comunicación hizo que la delegación Cuauhtémoc colocara sellos de clausura en enero de este año, pero sin bloquear los accesos al edificio.

Según los vecinos, los trabajos para terminar de construir el helipuerto en un edificio que originalmente fue concebido para albergar seis pisos pero que tiene ocho, continuaron por las noches, con la anuencia o indiferencia de la delegación.

En su momento, el Instituto de Verificación (INVEA) también decretó una suspensión de la obra al determinar que violaba la normatividad, pero en la práctica no surtió efecto.

Los vecinos volvieron a protestar, pero las autoridades nuevamente hicieron caso omiso y las obras continuaron, hasta que el helipuerto, propiedad del empresario poblano Julián Ventosa Aguilera, prácticamente quedó concluido.

Tras el sismo del pasado 19 de septiembre se supo que el dueño obtuvo un amparo del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de Méxicoen contra de las acciones del INVEA.

La falta de interés de las autoridades en el caso, tanto de la delegación como del gobierno central, hizo que el amparo no fuera revisado ni impugnado. Y el helipuerto fue una realidad.

El sismo puso las cosas en su lugar. Como los vecinos temían, el peso de la estructura del helipuerto hizo que el edificio que lo alberga quedara averiado y de paso provocó daños severos a otros tres edificios cercanos: Nuevo León 230 y 240 y Quintana Roo 144.

Como consecuencia de lo anterior, ahora hay 50 familias damnificadas que tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas. La pregunta es si alguien pagará material y penalmente por esta cadena de omisiones y negligencias y posiblemente corrupción, que permitió la construcción de una obra irregular y riesgosa a pesar de las alertas.

Ojalá que las autoridades nos informen si algún funcionario de la delegación Cuauhtémoc, algún magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa y/o el dueño están bajo investigación para deslindar responsabilidades. Estamos ante un daño y una afectación colectiva que se pudo haber evitado.

OFF THE RECORD

**DESHOJA LA MARGARITA

Margarita Zavala está a punto de romper con el PAN, que, dice más de uno, está secuestrado por Ricardo Anaya.

Solo que Margarita solo tiene unos cuantos días para terminar de deshojar la ídem, pues el plazo para notificar su intención de ser candidata independiente vence el 10 de este mes. Por lo que se ve, el Frente de cuates ya le cerró la puerta, así que...

**MANCERA, CONGELADO

El que de plano no será candidato independiente, es el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera. Ni modo que ande en la grilla cuando aún ni siquiera se terminan de cuantificar los daños materiales y humanos derivados del sismo del pasado 19 de septiembre. No será independiente. ¿Y de partido? Pensamos que tampoco.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: