Funcionarios de Trump le dan la razón a Molotov

La Otra Opinión |
19-05-2017 03:57 PM

Rex Tillerson y John Kelly, Secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos le dieron la razón a aquella canción del grupo Molotov que dice que los norteamericanos son consumidores de la droga que se siembra en México.

No es que se trate de un gran descubrimiento. Es más bien cuestión de sentido común. Sin embargo, se trata de un gran avance tomando en consideración que es la primera vez que funcionarios del gobierno de Trump reconocen la obviedad de que el del narcotráfico es un problema que comparten México y Estados Unidos.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión que sostuvieron con el canciller mexicano Luis Videgaray y con el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Tillerson y Kelly reconocieron que la demanda de droga en Estados Unidos es una de las causas de la narcoviolencia en México.

“Somos el mercado”, afirmó Tillerson respecto a la responsabilidad de Estados Unidos en el problema. Por su parte, Kelly dijo: “somos el imán que produce el flagelo del narcotráfico, y sabemos que la factura se paga en gran parte en México, con violencia y muerte”.

En la misma línea, Miguel Ángel Osorio Chong se pronunció a favor de acuerdos en materia de seguridad entre ambos países, a fin de que en Estados Unidos no haya mercado para la droga y en México no se siga dando la producción, mientras que el canciller, Luis Videgaray resaltó el logro que significa llegar al entendimiento de que ambos países tienen que trabajar de manera conjunta para combatir al crimen organizado.

Sin duda, es una gran noticia que funcionarios de México y Estados Unidos estén en la misma sintonía en temas de seguridad y combate al narcotráfico. Pero la pregunta es: ¿Estará Donald Trump en la misma sintonía que John Kelly y Rex Tillerson?

Y es que a pesar de la oposición del Congreso, Trump sigue empecinado en construir un muro en la frontera con México, vendiendo la obra como una solución no solo a los flujos migratorios ilegales; también al tráfico de drogas y a los problemas de seguridad de Estados Unidos. Y en el colmo del cinismo, asegura que debe ser México quien pague por el muro.

Claro está que es una gran incongruencia que mientras Tillerson y Kelly reconocen que el problema de seguridad es compartido, Trump pretenda hacer pagar a México por el muro con el argumento de que la responsabilidad por el tráfico de drogas es de México.

El problema es que la congruencia no parece ser parte de la estrategia de negociación de Trump.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras