Fuera dogmas: Maduro es un dictador

José Contreras |
07-08-2017 06:09 AM

José Contreras

El pasado viernes, Pablo Gómez demostró por qué es uno de los hombres más brillantes que tiene la izquierda mexicana.

A diferencia de la gran mayoría de personalidades de la izquierda, Gómez hizo a un lado los dogmas y le dijo a las cosas por su nombre: el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es “golpista”.

En un artículo publicado en varios medios de comunicación, el ex líder del 68 expuso varias razones por las cuales considera que Maduro es “golpista”, una de las cuales es la instalación de una Asamblea Constituyente fuera del marco constitucional.

Las grandes figuras de la izquierda, como Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas, han guardado silencio ante el golpe que dio Maduro al instalar esa Constituyente que, en los hechos, suplantará al Poder Legislativo y alargará el mandato de Maduro.

Ellos, la corte celestial que los sigue y los dirigentes del PRD, han guardado silencio ante la represión violenta de las protestas callejeras, ante el encarcelamiento de los disidentes en Venezuela y ante las maniobras de Maduro para perpetuarse en el poder.

Los incondicionales de López Obrador incluso han usado foros y tribunas para defender al régimen de Maduro y para celebrar la elección de una Asamblea Constituyente espuria.

Lo que queda de la izquierda mexicana está llena de telarañas en los ojos que le impiden ver la realidad de lo que ocurre en Venezuela.

Por eso resulta relevante que, en medio de toda esa izquierda retrógrada y dogmática, surja una voz crítica que señale punto por punto las razones por las cuales considera que Nicolás Maduro se convirtió en un “golpista”.

Al decir esto, Gómez no se puso del lado de la oposición, a la que también considera “golpista” por las razones que él mismo expone.

Tampoco avaló la actitud del gobierno de México hacia Venezuela, pues en su mismo artículo deja clara su postura en torno a que nuestro gobierno no puede reconocer o desconocer gobiernos extranjeros.

No por decir que Maduro es “golpista” Pablo Gómez dejará de apoyar al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador, a menos que éste o alguno de sus alfiles lo tachen de “traidor”.

Al asumir una postura crítica hacia la situación por la que atraviesa Venezuela, Pablo Gómez demostró que se puede reconocer la realidad sin perder las convicciones.

OFF THE RECORD

**MONREALAZO

Parece que el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, está a punto de madrugar a López Obrador.

En menos de una semana, Monreal logró el apoyo de las rémoras PT y MC a sus aspiraciones de gobernar la Ciudad de México.

Ninguno de los dos mini partidos tienen presencia en la capital, pero el efecto político y psicológico puede pesar.

**AGUA ACEITOSA

“Es más lo que nos une que lo que nos separa”, dijo el pasado viernes el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, ante dirigentes de izquierda.

Lo escucharon, entre otros, Cuauhtémoc Cárdenas y Alejandra Barrales.

Al dirigente panista le urge ya concretar una alianza PAN-PRD, que implicaría, dicen algunos, unir el agua y el aceite para conformar una especie de agua aceitosa.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Los otros normalistas

14-12-2017 06:00 AM
José Contreras