Fracaso en Oaxaca: ¿y la culpa del PAN y PRD?

Ricardo Alemán |
30-06-2016 07:13 AM

Con toda razón, los dirigentes de PAN y PRD criticaron severamente a gobernadores de Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo y Puebla, –entre otros–, por su mal desempeño.

Con sobrada razón alardearon que gracias a las alianzas PAN-PRD fue posible la alternancia en el poder a entidades donde nunca había gobernado un partido distinto al PRI.

Sin embargo, de manera tramposa, cínica y hasta desvergonzada, los jefes del PAN y del PRD guardan silencio sobre el escandaloso fracaso de la alianza de todos los partidos –incluidos PAN, PRD y líderes como AMLO–, contra el PRI en Oaxaca.

Y es que gracias a esa trágica alianza, al valemadrismo de apoyar como gobernador a un “pelele” como Gabino Cué, y a la indiferencia de amarillos y azules –que guardaron silencio cómplice sobre la tragedia que vive Oaxaca–, hoy esa entidad pasa por uno de los peores momentos de su historia.

En Oaxaca no hay gobierno estatal, en Oaxaca impera una peligrosa ingobernabilidad, en Oaxaca manda la mafia CNTE y en Oaxaca la vida política, social y económica está en manos de un poder mafioso al que sólo importa mantener en sus manos las rentas del dinero publico, las prebendas y los beneficios de todo grupo mafioso.

Y es que gracias a esa inmoral alianza –del PAN, PRD, Morena y todos contra el PRI–, hoy Oaxaca es el estado con la peor educación del país, con la peor incomunicación –aérea y terrestre–, con el peor abasto de gasolina, con el peor abasto de alimentos y, sobre todo, Oaxaca es el peor lugar para hacer negocios.

¿Y qué dicen de la tragedia que vive Oaxaca los jefes del PAN, César Nava, Gustavo Madero y Ricardo Anaya; y del PRD, Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Carlos Navarrete y Agustín Basave? ¿Qué dicen los jefes del resto de partidos políticos que se aliaron para “sacar al PRI del poder en Oaxaca” y cuya alianza resultó en un rotundo fracaso? ¿Quién responsabilizará a los señores Anaya y Basave –que prefieren guardar silencio de complicidad–, por la tragedia que hoy vive Oaxaca?

Pero también guardan silencio todos aquellos que –como AMLO–, como el PT de Alberto Anaya y como el MC de Luis Walton y Dante Delgado, se prestaron para hacer posible la gran mascarada de gobierno aliancista en Oaxaca; un gobierno y un gobernador que, en los hechos, se convirtieron en cómplices de todo aquello que cuestionaron.

¿De verdad no existe una institución en el Estado mexicano capaz de sancionar a los jefes de partido –o a los partidos–, que avalaron una alianza fallida como la de Oaxaca y que empujaron al poder a un gobernador inútil como Gabino Cué?

¿De verdad los ciudadanos no tenemos mayor defensa que la queja o la crítica ante los errores y los horrores de los políticos al llevar al poder a gobernantes incapaces como Gabino Cué?

¿Quién, de los jefes de partidos que avalaron la alianza de todos contra el PRI en Oaxaca –que meten la cabeza a la tierra–, pagará por la tragedia de millones de niños condenados a la miseria por no tener educación de calidad?

¿Quién pagará los miles de millones de pesos que ha costado la ruina de Oaxaca; quién pagará el descrédito que ha vivido el estado en su principal actividad, que es el turismo?

Lo cierto es que para los dirigentes del PAN, del PRD, Morena y de otros partidos, es muy fácil cuestionar a los malos gobiernos de otros partidos  –sobre todo a los del PRI–, pero callar cuando el fracaso toca a los gobernadores de alianza PAN-PRD.

¿Hasta cuando la deshonestidad, el cinismo y al valemadrismo de los políticos y los partidos que gritan la paja en el partido ajeno y callan la viga en el partido propio?

Al tiempo.  

Tomado de Milenio

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡MILAGRO Y REBELIÓN…!

17-12-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

AMLO amnistió al PES

15-12-2017 06:00 AM
José Contreras