¿FINANCIA EL NARCO A MORENA?

Ricardo Alemán |
23-07-2017 06:00 AM

Con el mismo título de la entrega de hoy, el 15 de febrero pasado preguntamos si luego del crimen de “los 43” de Iguala, en Guerrero, el narco y el crimen organizado estaban vinculados con el financiamiento del naciente partido Morena.

    La pregunta era obligada porque en Iguala y en Guerrero, sólo AMLO no sabía que Los Abarca –alcalde en funciones y esposo de la candidata a sucederlo cuando ocurrió la tragedia--, eran jefes de la más poderosa banda criminal de Guerrero; los “Guerreros Unidos”.

    Y es que, como aquí lo documentamos –con texto, video y audio--, en sus últimas decisiones como jefe real del PRD, López Obrador impuso a José Luis Abarca como candidato del PRD a la alcaldía de Iguala, a pesar de que parte del pueblo sabía y le exigía a gritos que no metiera al narcotraficante al PRD. AMLO no escuchó. Impuso a Abarca y… el resto de la historia todas la saben.

    ¿Por qué López Obrador no escuchó y por qué impuso a José Luis Abarca, a sabiendas de que la esposa de éste era parte de una familia criminal?

    La respuesta la saben todos en el PRD, pero pocos se atreven a hablar del tema. Lo Abarca fueron protegidos por López Obrador porque el alcalde de Iguala financiaron el activismo de AMLO, en la construcción de la naciente Morena. Y cualquiera podría preguntar: ¿Y las pruebas? Y, en ese caso, la respuesta sería la misma de Bejarano: “Andrés sabe todo, pero no es tonto”.

    Sin embargo, en los previos a la elección del 4 de junio pasado, en el estado de México, revelamos el testimonio de perredistas mexiquenses, avalados por información del Cisen, que confirman que las señoras Yeidckol Polevnsky y Delfina Gómez fueron las responsables del trabajo político en Guerrero –durante la gestión de AMLO como jefe del PRD--, para recaudar dinero a cambio de posiciones políticas.

Las señoras nunca desmintieron la versión y menos su partido, Morena.

Y viene a cuento el tema, porque la historia se repite en Tláhuac, en donde el jefe delegacional, Rigoberto Salgado –y muchos integrantes de su familia--, han sido señalados como políticos vinculados con el crimen organizado.

“Rigo” Salgado fue comisionado de manera directa por AMLO como encargado de Morena en Durango, donde se habría vinculado con el crimen organizado, en especial con el gobernador priísta Jorge Herrera Caldera.

Luego AMLO lo impuso en Tláhuac, en donde según testimonios habría sido “tapadera” de “El Ojos”, el jefe del llamado Cártel de Tláhuac, abatido por La Marina.

Todos en esa demarcación de la capital del país sabían que el jefe delegacional, de Morena, utilizaba a los “mototaxis” y al comercio informal para la promoción de Morena, al tiempo que los mismos “mototaxis” y los ambulantes estaban al servicio de “El Ojos”.  

La historia se repite. Por eso volvemos a preguntar; ¿Morena vinculada al narco?

Al tiempo.    

 

Tags: