Entre traiciones y raterías, el “moreirato” se cae a pedazos

La Otra Opinión |
23-12-2016 06:24 PM

Cuando Humberto Moreira expresó sus intenciones de competir por una diputación en el Congreso de Coahuila, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, dejó en claro el rechazo del tricolor a la figura del exgobernador: “No será por el PRI”, sentenció el dirigente partidista.

Y si la relación de Humberto Moreira con el partido que alguna vez presidió parece hacerse añicos, también es así con el “moreirato” en Coahuila.

Parece ser que el imperio político de 12 años que los Moreira edificaron en Coahuila a partir de 2005 --cuando Humberto llegó a la gubernatura-- y consolidaron en 2011 --cuando su hermano Rubén lo sucedió en el cargo-- se desmorona en medio de pugnas familiares e intentos de fratricidio político.

Según parece, el actual gobernador, Rubén Moreira, intentó sepultar las aspiraciones de su hermano al llamar a los alcaldes priistas de la entidad a cerrar filas en torno a la candidatura de Miguel Riquelme.

Pero Humberto Moreira no tardó en reaccionar. Desde este jueves circula un audio en el que se escucha al otrora líder priista llamar “traidor”. Más aún, “El profesor” amenazó con expulsar al PRI de Coahuila si él es expulsado del tricolor. Incluso advirtió “que no estén jodiendo”.

Y en efecto, Humberto Moreira podría ser quien expulse al PRI de Coahuila; no necesariamente con una maniobra política, sino porque el exgobernador y su hermano --el actual gobernador-- gozan de un pésimo prestigio, mismo que, tras 12 años, permea una mala imagen al PRI en la entidad.

En su momento, Humberto dejó endeudado al estado de Coahuila y ha enfrentado acusaciones por blanqueo de capitales, organización criminal, malversación de fondos y cohecho, tanto en México como en el extranjero. Por su parte, A Rubén se le señala por el presunto desvío de 160 millones de pesos a través de empresas fantasma.

Y es que mientras el PRI y los Moreira se desgastan en pleitos intestinos, el PAN ya cuenta con varios posibles candidatos que en las urnas podrían superar a un eventual abanderado tricolor. Uno de ellos es el senador Luis Fernando Salazar, quien solicitó licencia a su cargo como senador para buscar la candidatura y está en campaña por lo menos desde julio. Otros son el exdiputado Guillermo Anaya y el alcalde de Saltillo Isidro López.

Con los Moreira como lastre para el PRI, no luce complicado que el PAN arrebate la gubernatura al tricolor.

Y por otro lado, está por verse cómo podría afectar al PRI la amenaza de Humberto Moreira, quien ya encontró respaldo en el Partido Joven. Es claro que el exgobernador aún tiene influencia en la entidad y que podría movilizar parte del voto del PRI a su favor, así como influencias dentro del Congreso local si es que accede a la diputación que el tricolor le niega. Pero, ¿Será ello suficiente para la supervivencia política de Humberto? ¿O el pleito con el PRI y con su hermano Rubén terminarán por sepultarlo?

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡El video; 50 preguntas!

26-04-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

El factor Zepeda

26-04-2017 07:00 AM
José Contreras