¿En qué se parecen el Watergate y el Rusiagate?

La Otra Opinión |
09-08-2017 11:18 AM

El 8 de agosto de 1974, el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon renunció a su cargo por los constantes intentos de obstrucción a la justicia en referencia a  su llegada a la Casa Blanca y sus planes de poder durante su mandato.

Para evitar ser juzgado, a Nixon no le quedó de otra más que retirarse.

Hoy, Estados Unidos vive una historia similar con Donald Trump, quien presuntamente llegó al poder mediante la llamada “trama rusa”.

Hay cinco puntos torales y semejantes entre los casos de Nixon y Trump, los cuales fueron publicados en Reforma y se enlistan a continuación.

1.- Fiscales especiales fueron nombrados en ambos casos; Archibald Cox, en el WaterGate, y Robert Mueller, en el RusiaGate. Su margen de maniobra es amplio, por lo que ellos eligen lo que reportan a sus superiores.

2.- Nixon y Trump desataron una ola de indignación tras ordenar el despido de la persona al frente de la investigación.

Elliot Richardson, vicefiscal con Nixon, tuvo el encargo de deshacerse de Cox, a lo cual se negó y presentó su renuncia. Mientras que Trump, despidió al entonces director del FBI, James Comey.

3.- Secretarios de Prensa. Ronald Ziegler se caracterizó por sus continuas explicaciones cambiantes sobre el papel de la Casa Blanca en el WaterGate. Sean Spicer, ex portavoz de Donald Trump, hizo lo mismo hasta en Twitter, por lo que presentó su renuncia y quedó Sarah Huckabee al cargo, quien ha tenido que lidiar con el mismo problema.

4.- La campaña presidencial de Nixon contrató en 1972 a un grupo de operativos encargados de sabotear a varios aspirantes presidenciales demócratas.

Donald Trump Jr.se reunió durante la campaña presidencial con una abogada rusa aliada del Kremlin después de que ésta ofreciera datos dañinos sobre Hillary Clinton.

5.- Este es un punto crítico, el cual seguramente hará que la historia no se repita. En 1973, el Congreso de los Estados Unidos estaba controlado en su mayoría por los demócratas (Nixon era republicano).

Hoy, el Partido Republicano (de Trump) controla ambas Cámaras del Congreso y seguramente el Capitolio, evitará que el Rusiagate llegue a un momento crítico.

 

Tags: